Mercados

Tiemblan los cimientos del noviazgo entre el Ibex y los 9.000 puntos

La unión entre el Ibex y los 9.000 puntos no ha superado los primeros problemas de convivencia. Ni siquiera 15 días. El inesperado mal dato de ventas minoristas en EE UU ha llevado al Ibex 35 a caer un 2,9% y ha cerrado en los 9.000 puntos. (Ver gráfico detallado del Ibex)

El patrón de las últimas semanas de agarrase a los datos macroeconómicos positivos e ignorar lo negativo ha sido imposible de seguir por parte de las Bolsas teniendo en cuenta que las ventas minoristas en EE UU, el dato estrella del día, ha sido peor de lo esperado por el mercado.

El frente macro ha conseguido atraer la atención de los inversores que por la mañana han celebrado los resultados y la confirmación de beneficios futuros y dividendo de Telefónica y de alguna otra compañía como Acciona. Las ventas al por menor estadounidense cayeron por segundo mes consecutivo en abril, arrastradas por el precio de la gasolina y por los bienes electrónicos, según ha informado el Gobierno de EE UU. Este dato ha tenido una respuesta negativa inmediata en los mercados europeos y ha hecho peligrar importantes niveles de referencia. El Ibex 35 ha cerrado en 9.000 puntos y vuelve a estar en negativo en lo que llevamos de año. Desde enero, el selectivo cede un 2,12%.

Parece que la toma de beneficios iniciada el pasado lunes se ha confirmado hoy y el dato macroeconómico de la jornada ha ayudado a los pocos inversores indecisos a decantarse por las ventas. El fantasma de la recesión vuelve a planear sobre las Bolsas tras conocerse este indicador macroeconómico y a pesar de que en las últimas sesiones organismos como el BCE o el Banco de España se mostraban algo más optimistas sobre la recuperación económica que de costumbre.

TELEFÓNICA 3,92 0,15%
SANTANDER 2,81 1,04%
IBEX 35 8.466,40 0,76%

El Ibex no ha sido el único índice que ha sufrido fuertes pérdidas hoy. También han caído el Dax y el Cac, un 2,5% y un 2,4%, respectivamente. Por su parte, el Ftse de Londres ha cedido un 2%.

La banca ha estado en el ojo del huracán de los parqués mientras que todavía intentan digerir el anuncio de que la UE haga un test de estress global al sistema financiero europeo, para ver si está suficientemente capitalizado en su conjunto (no sería un análisis individualizado por entidades, como en Estados Unidos) y cuyo resultado podría conocerse en septiembre.

Los resultados de ING, que ha perdido cerca de 800 millones de euros en el primer trimestre del año, han sentado muy mal a la evolución del sector bancario, uno de los más perjudicados del Euro Stoxx 600. El banco holandés ha caído un 11,9%. En España, el mayor castigo se lo ha llevado Santander, que ha cedido un 5,1%, al tiempo que las acciones de BBVA, Banesto y Popular han caído más de un 4%.

Ni siquiera Telefónica ha conseguido escapar a la quema y ha cerrado con una caída del 0,5%. Mientras que otras compañías del sector en Europa han revisado a la baja sus previsiones de beneficios, la operadora española ganó 1.690 millones de euros en el primer trimestre del año, el 9,8% más que en el mismo periodo del año anterior, superando las previsiones de los analistas. Además, la compañía ha confirmado sus objetivos financieros y el dividendo de 2009.

Acciona ha sido otro de los valores que no ha podido aprovecharse del tirón de los resultados. La constructora ha caído un 4,4% a pesar de presentar unas cuentas en línea con lo esperado por el mercado. El sector del ladrillo ha sufrido la presión vendedora después de varios días de rally. OHL y Ferrovial han perdido respectivos 5,3% y 7,3%.

Fuera del selectivo, los valores más penalizados han sido las hoteleras. NH Hoteles se ha desplomado un 16,1% tras presentar resultados y anunciar una ampliación de capital. Sol Meliá, por su parte, ha caído un 13,4%.

Almirall ha escalado a las primeras posiciones. El laboratorio farmacéutico Almirall obtuvo un resultado neto de 63,8 millones de euros durante el primer trimestre del año, lo que supone un incremento del 40,8% en comparación con el mismo periodo de 2008, informó hoy la empresa.

En el mercado de divisas, el euro ha bajado hasta los 1,3609 dólares, frente a los 1,3677 dólares de ayer por la tarde. El Banco Central Europeo (BCE) fijó hoy el cambio oficial del euro en 1,3623 dólares.