Resultados

Eroski acusa el parón inmobiliario y pierde 97 millones en 2008

El grupo Eroski cerró 2008 con unos números rojos de 97 millones de euros. Su presidente, Constan Dacosta, ha explicado hoy que estas pérdidas se deben a la normativa contable que deben aplicar por exigencia de la CNMV.

Esta normativa les ha impedido cuantificar en las cuentas consolidadas los ingresos por la venta, a una sociedad conjunta con la británica Topland, de sus hipermercados en el País Vasco y Navarra, en los que permanecerían en régimen de alquiler.

Sin embargo, Dacosta destacó que al contabilizar esta operación, la matriz ha obtenido un beneficio de 208 millones, un 8% menos que en el año anterior. Sin embargo, las ventas crecieron un 18%, hasta 9.013 millones.

El grupo de distribución vasco asume además el efecto del parón inmobiliario que le ha impedido encontrar comprador para los inmuebles que tiene en venta, en concreto, cinco hipermercados. En el último año, Eroski invirtió 702 millones de euros.