Propuesta

IU promueve el recorte de los plazos de pago de las deudas a las empresas

Izquierda Unida presentará en el debate del estado de la nación que se inicia hoy en el Congreso una resolución para recortar a entre 30 y 60 días el plazo para el pago de las deudas que las administraciones públicas tienen contraídas con pequeñas y medianas empresas (pymes) y autónomos. La iniciativa se suma a otras que también defenderán el PP y CiU en la misma dirección.

El coordinador general de IU, Cayo Lara, y el portavoz de esta coalición en el Congreso, Gaspar Llamazares, anticiparon ayer las propuestas de resolución que promoverán en esta debate. La que concita mayor acuerdo entre el resto de los grupos se orienta a asegurar un plazo máximo de 30 ó 60 días, según las cantidades, para el pago de las deudas de las administraciones públicas a las pymes y autónomos. IU es partidaria de tener en cuenta los intereses de los subcontratistas y de garantizar mediante la financiación pública, a través del ICO, que no se produzca un empeoramiento de la situación financiera de los ayuntamientos. CiU defenderá en breve una proposición de ley en la que se incluye la obligatoriedad del pago de las administraciones en 30 días, con un período transitorio hasta 2011. Tiene claras posibilidades de prosperar porque es apoyada por quienes han sido hasta ahora socios tradicionales del Gobierno.

IU presentará también una resolución en la que solicita la creación de un fondo extraordinario destinado a la inversión pública por importe de 30.649 millones, cantidad que resta por disponer del Fondo de Adquisición de Activos Financieros destinado a los bancos. Asimismo, la coalición pedirá en el debate la creación de 120.000 plazas de empleo público el año que viene, dotadas con 4.800 millones de euros. Las resoluciones no se votarán hasta la semana que viene.

Ayudas al automóvil

Diferentes grupos parlamentarios defenderán en el debate que hoy se inicia en el Congreso incentivos a la compra de coches. CiU, en concreto, propondrá bonificaciones de 1.500 euros por la renovación de un automóvil de al menos diez años.