Resultados

Commerzbank sufre pérdidas hasta marzo pero espera salir de la crisis en tres años

El banco alemán Commerzbank, que tuvo que recibir en diciembre ayudas del Gobierno y que está pendiente de recibir fondos adicionales este mes, registró pérdidas netas por importe de 861 millones de euros en el primer trimestre de 2009, frente al beneficio neto de 280 del mismo periodo del año anterior, lastrado por el impacto de la crisis financiera y los costes de la integración de Dresdner Bank.

De este modo, la segunda mayor entidad de Alemania cerró el primer trimestre con pérdidas operativas de 591 millones, en contraste con el beneficio operativo de 435 millones del año anterior, mientras que el ratio de solvencia del banco se situó en el 6,8%, frente al 10,1% del mismo periodo de 2008.

En el día de ayer, la Comisión Europea autorizó la inyección de hasta 18.000 millones de fondos públicos en Commerzbank a través del Fondo de Estabilización de los Mercados Financieros (SoFFin) de Alemania, a cambio de que la entidad se desprenda de su filial Eurohypo, especializada en financiación hipotecaria y al sector público.

En concreto, Alemania ya concedió 8.000 millones de euros de capital a Commerzbank en diciembre de 2008 y prevé añadir 10.000 millones suplementarios este mes.

El presidente de Commerzbank, Martin Blessing, mostró su confianza en que la evolución positiva de los mercados permita a la entidad salir adelante sin más ayudas públicas y, de hecho, apuntó que Commerzbank pretende devolver al Gobierno los fondos recibidos a partir de 2011.

De este modo, el banco pretende volover a la rentabilidad en tres años y espera obtener un beneficio operativo de más de 4.000 millones de euros en 2012.

Sin embargo, las previsiones de la entidad para el conjunto del sector financiero auguran que 2009 continuará mostrando un entorno de mercado "difícil" con elevados costes de financiación.

"Aún no se vislumbra una recuperación plena de la economía. El año que viene podría apreciarse una recuperación gradual, pero los efectos posteriores de la crisis probablemente limitarán las dimensiones de cualquier repunte", indicó la entidad.