Tasas aéreas

Fomento califica de dramática la crisis aérea, pero aplaza la rebaja de tasas

La nueva secretaria de Estado de Transportes mantuvo ayer encuentros con tres patronales del sector aéreo, IATA, ALA y Aceta. Fomento reconoce que la situación del sector aéreo es dramática, pero se toma tiempo para estudiar la exigencia de rebajas en las tasas.

Concepción Gutiérrez, la nueva secretaria de Transportes del Ministerio de Fomento, mantuvo ayer dos encuentros con las principales patronales del sector aéreo. En la primera sus interlocutores fueron Juan Losa y Pablo Olmeda, presidentes de Aceta y ALA, asociaciones en las que están integradas las principales aerolínea españolas a internacionales que operan en aeropuertos nacionales.

En la segunda el encuentro fue con el director general de IATA, Giovanni Bisignani, la poderosa asociación que agrupa a las 250 mayores aerolíneas de todo el mundo. Se trata de la primera toma de contacto formal del sector con los nuevos responsables de Fomento.

Fuentes de las dos patronales españolas han asegurado que Concepción Gutiérrez ha mostrado una gran receptividad ante la grave situación que atraviesa el transporte aéreo.

En el encuentro se realizó un extenso repaso de los temas más candentes, tales como las tasas, el uso flexible del espacio aéreo, la cogestión aeroportuaria o el comercio de emisiones.

En una nota emitida conjuntamente por ALA y Aceta tras el encuentro, ambas patronales afirman que "los reunidos coinciden en calificar la actual situación del sector aéreo de dramática y, en consecuencia, han convenido un apretado calendario de trabajo sobre estos temas".

Las patronales constatan "un cambio de sensibilidad" en los nuevos responsables de Fomento pero, tras la reunión, entienden que "se van a tomar su tiempo" para estudiar la exigencia del sector para que "se congelen las tasas aeroportuarias y se rebajen las de navegación".

El encuentro con Concepción Gutiérrez con el director general de IATA, Giovanni Bisignani, tuvo como principal objetivo la firma de un acuerdo por el que España otorga a esta patronal un estatuto asimilado al de las organizaciones internacionales.

En un encuentro posterior con periodistas, el máximo responsable de IATA, aseguró que le había trasladado a Secretaria de Estado su disposición para cooperar con las autoridades españolas con el fin de mejorar los problemas que tiene España en el control aéreo, "porque es muy caro". Bisignani trasladó la experiencia internacional que demuestra que un descenso de las tasas que deben pagar las compañías aéreas favorecen los tráficos y puso como ejemplo a Singapur, que las ha reducido en un 25%, o Malasia, en un 50% y que "se han visto beneficiados por esta medida".

En relación con la situación de la crisis del sector, el directivo dijo que las aerolíneas contemplan en sus previsiones al cierre del ejercicio 2009 unas pérdidas de 3.500 millones de euros. Advirtió sin embargo que estas previsiones las tienen que volver a analizar en junio porque "nos tememos que sean superiores". En su opinión "la aviación comercial se encuentra en su peor momento de los últimos 60 años".

La gripe tendrá efectos leves

El director general de IATA, Giovanni Bisignani, descartó ayer que el brote de gripe A tenga un impacto "relevante" en las cuentas de resultados de las aerolíneas y consideró que las consecuencias principalmente se limitarán a la economía mexicana.

"No hemos notado un impacto relevante en comparación con la gripe aviar", aseguró. Así, mientras que en 2003, año en que se desencadenó la anterior epidemia, las aerolíneas de la asociación cerraron el ejercicio con unas pérdidas por valor de 5.600 millones de euros y un descenso del 20% del número de pasajeros, la IATA por ahora sólo está registrando una "desaceleración" del tráfico desde y hacia México.

Bisignani explicó que la experiencia vivida con la gripe aviar ha permitido a la Organización Mundial de la Salud (OMS) estar "mejor preparada" para hacer frente a las consecuencias de la enfermedad, y al sector aéreo implementar "en seguida" las condiciones impuestas por este organismo internacional.