Resultados

La banca mediana gana un 14% menos hasta marzo por la crisis

Los siete bancos medianos españoles ganaron en conjunto 645 millones de euros hasta marzo, el 14% menos que en el mismo periodo de 2008 (752 millones), debido a la crisis económica.

Este descenso de los beneficios de la banca mediana es similar al de las cinco grandes entidades españolas -Santander, BBVA, La Caixa, Caja Madrid y Banco Popular-, cuyas ganancias se redujeron el 17,8%, hasta 4.483 millones de euros, según cifras recopiladas por Efe.

Al igual que en la gran banca, la aminoración de los beneficios de los bancos medianos se debió a las dotaciones que destinaron a provisiones para cubrirse ante la morosidad, una tasa que se duplicó respecto al año pasado.

Durante el primer trimestre del año, Banesto obtuvo un beneficio neto atribuido de 210,85 millones de euros, el 3,1% menos en comparación con los 217,62 millones ganados un año antes, debido, según la entidad, al actual entorno "recesivo".

Banesto también explicó que, sin embargo, la ganancia recurrente -fruto de la actividad normal del banco- del primer trimestre creció el 3,4%, lo que permitió realizar una dotación extraordinaria de 20 millones para fortalecer su capital.

La segunda entidad mediana que más ganó fue Banco Sabadell, 162,1 millones de euros, el 25% menos, y un beneficio recurrente -sin plusvalías ni provisiones- de 240,7 millones de euros, el 10,8% más.

A continuación se situó Banca March, con un beneficio de 103,5 millones, el 114,7% más que los 48,2 millones de euros conseguidos en el mismo periodo de 2008.

Este crecimiento de los beneficios se debe, en gran medida, a las plusvalías generadas por la venta de la participación que ACS -de la que Banca March es primer accionista a través de Corporación Financiera Alba- tenía en Unión Fenosa.

El cuarto lugar lo ocupó Bankinter, que ganó 69,31 millones, el 5,9% menos que un año antes, debido a que optó por destinar a provisiones una parte de sus beneficios.

El siguiente por ganancias fue el Banco Pastor, con un beneficio neto de 45,1 millones de euros, el 68% menos, debido a la ausencia de los ingresos extraordinarios obtenidos un año antes con la venta de Unión Fenosa.

Por su parte, el beneficio del Banco de Valencia fue de 39,9 millones de euros en el primer trimestre de 2009, lo que supone un leve incremento del 0,46% respecto a los 39,7 millones ganados en el mismo periodo del año pasado. La entidad explicó que en el primer trimestre del año se realizó una dotación extraordinaria para insolvencias futuras de 18,1 millones.

Por último, el Banco Guipuzcoano cerró marzo con un beneficio neto de 14,9 millones, la misma cifra alcanzada en igual período del ejercicio anterior.