Sistema operativo

Microsoft cierra la fase de pruebas de Windows 7 y lanza la versión Release Candidate

Microsoft ha dado un paso más en la llegada al mercado del nuevo sistema operativo Windows 7, que debe sustituir a Vista. La compañía ha cerrado la fase de pruebas en la que se han recogido las sugerencias de todos los que han probado la versión beta, y ha lanzado hoy la versión Release Candidate, que ya está disponible para la comunidad de desarrolladores (para el resto del público estará disponible a partir del 5 de mayo).

"El producto ya está cerrado al 99%", explicó Luis Martín, director de la unidad de negocio de Windows Client Commercial de Microsoft Ibérica, quien precisó que en esta nueva fase se trabajará para aquilatar la calidad.

El directivo indicó que esta nueva etapa durará entre dos y cinco meses, si bien, comentó que el periodo final puede acercarse más a los dos meses que a los cinco, porque el proceso ha ido mejor de lo que se esperaba. Una vez concluido este plazo de tiempo, Windows 7 se entregará a los ensambladores de ordenadores y a los distribuidores (para llegar a la red comercial) y 14 semanas después, el producto podría estar en la calle.

Martín aseguró que se han introducido mejoras en ámbitos como los interfaces, en la gestión de dispositivos y en la seguridad. Entre las novedades, el directivo señaló que se ha lanzado una versión prueba de la herramienta Windows XP Mode y Windows Virtual PC, que permitirá a las PYMES ejecutar aplicaciones del sistema Windows XP directamente desde Windows 7. Además, la firma trabaja en una versión de Windows 7 destinada a los ultraportátiles de bajo precio o netbook.

MICROSOFT 136,37 -1,49%

El directivo defendió la movilización que Microsoft ha hecho de toda la industria en este proceso, y recordó que sólo en España, la firma cuenta con una red de 8.000 partners, compuesta por 2.000 ensambladores, 1.200 proveedores independientes de software, 225.000 profesionales de tecnologías de la información y 100.000 desarrolladores. En esta línea, indicó que ya hay 15 partners certificados para el despliegue de Windows 7 dentro del programa diseñado para integradores de sistemas, entre los que figuran Abast, Avanade, Bull, Fujitsu Service, Seidor, Tecnocom, Unisys o Informática El Corte Inglés.

Además, Martín afirmó que dentro del programa ACF, destinado a resolver problemas de compatibilidad de las aplicaciones críticas de las empresas con Windows 7 hay ya ocho Partners certificados: Avanade, Bull, Informática El Corte Inglés, Fujitsu, Raona, Sogeti y los centros de innovación de Cantabria y Navarra.

Al mismo tiempo, el directivo señaló que diversas compañías españolas de software ya han probado que Windows 7 funciona correctamente con sus respectivas aplicaciones, entre las que figuran Meta 4, Solmicro, Tecnigral, WinWorld, Exact Software, Hispatec, OpenFinance o Cetel. Finalmente, aseguró que se están reforzando las alianzas con los principales fabricantes mundiales de ordenadores entre las que están las españolas Airis, Diode, APD, Infostock, Inves, Teduinsa y Ticnova.

El lanzamiento de Windows 7 es visto por buena parte del sector como una de las vías para recuperar la vía del crecimiento. En el último trimestre, Microsoft registró unos ingresos de 3.404 millones de dólares en su división Client, donde está incluido el negocio de sistemas operativos. La cifra supone una caída del 15,5% en relación al mismo periodo del año anterior. Los beneficios operativos de la citada unidad de negocio cayeron un 19% hasta 2.514 millones. Una bajada provocada, en buena medida, por la ralentización del mercado de ordenadores personales. Sin ir más lejos, Acer, uno de los principales fabricantes mundiales, reconoció ayer que sus ganancias se redujeron un 31% en el último trimestre.