Construcción

ACS sigue creciendo pese a la caída del 10% en construcción

ACS alumbró ayer, a través de las cuentas trimestrales, una ligera mejoría en el mercado español de la construcción. Sus ventas en esta actividad caen un 9,9% respecto al primer trimestre de 2008, pero son un 22% mejores que en el último cuarto del año pasado. Esto se debe, según la empresa, a un mejor escenario en la obra civil.

ACS ha saldado el primer trimestre con alzas en sus principales magnitudes financieras: las ventas, de 4.080 millones, suben un 1,6%; el Ebitda lo hace un 4,9%, hasta los 383 millones; y el beneficio neto crece hasta 301 millones, lo que implica una mejora del 11,2% sin contar las plusvalías por desinversiones. Sumados los resultados extraordinarios por la venta del 35,3% de Fenosa, el beneficio atribuible toma un impulso del 118%, hasta 1.306 millones.

Conclusión a primera vista: la compañía aguanta. Y lo hace en base a la diversificación hacia los servicios industriales y medioambientales.

Construcción sigue siendo una gran generadora de contratos, pero también es la actividad más expuesta al temporal. ACS ha ingresado 1.587 millones en esté área, lo que implica el 39% de la cifra total y un 9,9% menos que lo ingresado entre enero y el 31 de marzo de 2008.

ACS 31,93 0,09%

Sin embargo, esta división ha mejorado en un 22% la facturación obtenida entre octubre y el 31 de diciembre, lo que es traducido por la compañía que preside Florentino Pérez como un "signo de recuperación como consecuencia de una mayor actividad de la obra pública, especialmente de la obra civil".

ACS ha mejorado un 7% su cartera de obra civil y un 29% la de construcción internacional, lo que prácticamente mitiga el gradual deterioro en la cesta de proyectos de edificación. "Continúa el importante esfuerzo que está realizando la Administración Central, incrementando el número de proyectos con el objeto de inyectar más actividad en el sector para el año 2009", valora la empresa.

Construcción, cuya cartera supera los 11.000 millones (21 meses de actividad), ofrece otras dos buenas noticias: sigue en números negros, con un beneficio neto atribuible de 69 millones -tras dejarse un 8,3%-, y su actividad exterior avanza un 31%, hasta lograr 196 millones.

Negocio anticíclico

Servicios Industriales y Energía se consolida en el arranque del ejercicio como la mayor fuente de ventas (1.720 millones) y ganancias (81,8 millones), con un 10% arriba en ambas magnitudes.

Y Medio Ambiente y Logística destaca por su proyección, al entregar 17.367 millones en cartera, equivalentes a 66 meses de actividad.

Desde hace días se da por descontado que ACS ha aparcado la venta de su filial de servicios portuarios Dragados SPL, lo que se aprecia en un balance en el que los activos no corrientes mantenidos para la venta están valorados en dos millones de euros.

Por último, la puesta en equivalencia de su participación en Abertis le ha entregado 24,5 millones (un 10,9% menos), recoge 15,1 millones de Hochtief (un 9,8% más) e Iberdrola inyecta 70,7 millones. La suma de las tres, una vez descontados los gastos financieros e impuestos, deja un beneficio de 52 millones.

Renueva el contrato de derivados sobre Iberdrola

La partida que hace referencia a la deuda neta de ACS con los bancos ha mermado un 4%, para cerrar marzo en 8.983 millones. Dentro de este apunte, se ha incrementado un 38% la deuda neta sin recurso (8.860 millones) debido a la novación del equity swap por el 5,1% de Iberdrola, lo que ha supuesto 2.316 millones. La operación implica ampliar el periodo de ejecución del paquete y entrega a la constructora un 12,6% de los derechos de voto en la compañía eléctrica.

El resto del pasivo sin recurso procede de proyectos concesionales (3.399 millones) y de los vehículos utilizados para la compra de las participaciones en la citada Iberdrola y en la alemana Hochtief.