'Telecos'

El bloqueo en la gestión de Telecom Argentina llega a la junta

Un juez impide celebrar la asamblea de accionistas.

Telecom Argentina no tendrá junta de accionistas por ahora. Estaba prevista para hoy, con cerca de una decena de puntos en el orden del día, pero un juzgado ha suspendido su celebración. ¿Por qué? Porque uno de sus principales accionistas se lo ha pedido. Ha sido Telecom Italia, dueña del 50% de la operadora latinoamericana, que ha sido despojada de su capacidad de gestionar su filial y no quiere hacer en esas condiciones una junta en la que no podrá votar.

La suspensión de la junta es el último episodio de la pelea que mantienen Telecom Italia y el Gobierno argentino tras la entrada de Telefónica en el capital de la operadora italiana.

Argentina aceptó primero la alianza entre ambas, pese a que cada una de ellas tiene una filial de telecomunicaciones en el país. Pero luego comenzó a investigar el efecto para la competencia, después de las denuncias del socio de Telecom Italia en Telecom Argentina, el grupo Werthein.

El Gobierno argentino puso observadores en la operadora de telecomunicaciones para ver si realmente Telefónica interfería en la gestión y Telecom Italia forzaba la toma de acuerdos que perjudicaran la competencia. El último paso ha sido prohibir a los consejeros de la italiana tomar decisión alguna en el consejo o en el resto de los órganos de administración de Telecom Argentina.

La junta de accionistas es el más importante de esos órganos e iba a celebrarse hoy. Por eso, Telecom Italia ha pedido a un juez que la suspenda, ya que no iba a poder votar y eso iba a dejar todo el poder en manos de sus socios, los Werthein. La suspensión será válida hasta que los tribunales fallen sobre el recurso que ha presentado la firma italiana contra la decisión de la autoridad de competencia que le impide gestionar su filial.

Esta situación de bloqueo llevó la semana pasada a Telecom Italia a reconocer que está en un callejón sin salida en Argentina y que no descarta vender.

Eso sería, precisamente, lo que busca el Gobierno de Argentina, según diversas fuentes. Estas informaciones apuntan a que la presidenta del país, Cristina Fernández, quiere fomentar la participación de accionistas locales en las grandes empresas. El problema es que no está claro que el socio de Telecom Italia, el grupo Werthein, tenga fondos para hacerse con la totalidad de Telecom Argentina -acaba de comprar un 2% para llegar al 50%-, lo que podría llevar a una venta a otra empresa extranjera.