Entidades

Alemania acuerda dos modelos de 'bancos malos' para afrontar la crisis financiera

El Gobierno alemán llegó a un acuerdo preliminar sobre dos modelos de 'bancos malos' para lidiar con los activos tóxicos de entidades financieras, según dijeron fuentes de la coalición gubernamental.

Estos modelos pretenden crear vehículos especiales para los activos tóxicos de bancos comerciales y un modelo separado para los bancos estatales, indicaron las fuentes.

Según el modelo para bancos provinciales y regionales, se creará una firma matriz central en la que cada entidad podrá descargar los activos tóxicos y otros activos de los que se quieran deshacer por razones estratégicas.

Este modelo buscará la reestructuración de los bancos estatales, que han sido severamente golpeados por la crisis financiera. El Gobierno ha buscado la consolidación del sector durante mucho tiempo.

El ministro de Finanzas espera que los modelos de "bancos malos" gestionen alrededor de 300.000 millones de euros (394.100 millones de dólares) en activos tóxicos. "Eso es más o menos lo que esperamos," dijo el portavoz del Ministerio, Torsten Albig, en conferencia de prensa.

Los bancos en toda Alemania son presionados por miles de millones de euros en activos tóxicos, lo que obstaculiza las actividades crediticias y agrava a la recesión más severa en la mayor economía de Europa desde la Segunda Guerra Mundial.

Algunos ministros dijeron la semana pasada que pretendían tener un plan para los activos tóxicos listo para el verano. Peer Steinbrueck, ministro de finanzas, se reunirá el lunes con líderes de los estados provinciales para sondear la situación de los bancos estatales y discutir su futuro. No se espera que se tome decisión alguna sobre el futuro de los bancos regionales en la reunión, aclaró Albig.

El portavoz explicó que dependía de cada estado local, más que del Gobierno federal, impulsar cualquier cambio, aunque añadió que el Estado podría ayudar.