Plan de viabilidad

El Tesoro de EE UU y los trabajadores de General Motors controlarán un 89% de la compañía

General Motors ha acelerado su plan de reestructuración y viabilidad que debe tener preraparado antes del 1 de junio, fecha límite exigida por el Gobierno de Barack Obama. La automovilística ha ofrecido a sus acreedores una capitalización de deuda por valor de 20.500 millones de euros y planea recortar unos 21.000 millones antes de finales de 2010.

GM señaló en un comunicado que para 2011 equilibrará su fuerza de trabajo industrial en Estados Unidos en 38.000 empleados.

El nuevo anuncio supone que el grupo de automoción eliminará 8.000 empleos más de los anunciados el pasado 17 de febrero y cerrará 13 de sus 46 fábricas en el país.

GM también anunció hoy un plan de cambio de 27.000 millones de dólares (20.500 millones de euros) de deuda no asegurada por acciones, lo que, dijo, le permitirá reducir "en al menos 44.000 millones de dólares" sus responsabilidades totales con tenedores de bonos, el Departamento del Tesoro y sus trabajadores. El plan ofrece 225 acciones de GM por cada mil dólares de deuda.

"En el caso de que GM no reciba antes del 1 de junio de 2009 suficientes ofertas para consumar el intercambio, GM espera acogerse al Código de Quiebra de EE UU", apuntó el grupo automovilístico.

Pero la empresa añadió que "está considerando alternativas a la quiebra" junto con el Departamento del Tesoro. "Si GM se declara en quiebra, los tenedores de bonos pueden recibir una cantidad que es menor de lo que está siendo ofrecido en la oferta de intercambio y es posible que los tenedores no reciban cantidad alguna por sus bonos", explicó.

Menos plantas de producción para 2012

La empresa, que tiene hasta el próximo 1 de junio para evitar la quiebra, indicó que para 2012 sólo contará con 31 plantas de montaje, estampado y ejes motor en Estados Unidos, frente a las 47 de la actualidad.

"Esto reflejará la aceleración del cierre de seis plantas con respecto al plan del pasado 17 de febrero y el cierre adicional de otra planta", afirmó GM.

La reducción de empleo permitirá que GM recorte sus costes laborales industriales un 34 por ciento, al pasar de 7.600 millones de dólares en 2008 a 5.000 millones de dólares en 2010.

GM no abandonará Europa, pero tendrá diferente estructura

El presidente de General Motors, Fritz Henderson, dijo hoy que la automovilística no abandonará Europa, pero admitió que "tendrá una estructura diferente" a medida que avancen las negociaciones sobre el futuro de la marca Opel.

Henderson añadió en una rueda de prensa hoy en Detroit (EE UU) que General Motors (GM) mantiene "discusiones con varios inversores" para la venta de la alemana Opel, pero se negó a identificarlos. El presidente de GM anticipó que las negociaciones sobre Opel continuarán a principios de mayo.

GM anunció hoy que acelerará su plan de viabilidad, lo que supondrá la desaparición de cuatro marcas (Saturn, Hummer, Pontiac y Saab) a finales de 2009, la eliminación de 21.000 puestos de trabajo y el cierre de 13 plantas en Estados Unidos para finales de 2010.

Henderson agregó que el nuevo plan se centra en el mantenimiento de cuatro marcas (Chevrolet, Cadillac, Buick y GMC), y que Chevrolet es la marca de mayor crecimiento en Europa central y oriental.

Sobre la venta de Opel, Henderson dijo que GM "no estará ausente de Europa. Estaremos presentes en virtud de nuestra inversión en la empresa y seremos capaces de aprovechar esa inversión en cuanto a motor, desarrollo de vehículos y tecnología".

Cuando se le preguntó si GM dejará de ser una empresa mundial cuando acabe su proceso de reestructuración, Henderson declaró que "seguiremos siendo una compañía global pero su naturaleza va a cambiar. Vamos a ser globales pero de forma distinta. Estoy más concentrado en obtener buenos resultados que en ser grande".