Hoteles

Paradores se cuelga otra estrella

La empresa pública cree que debe renovar su red y lograr el 35% de clientela extranjera. Elevará a cuatro estrellas 22 de sus hoteles.

En épocas de crisis, no hay que ser optimista ni pesimista. Hay que moverse', comenta el presidente de Paradores, Miguel Martínez. Bajo esa premisa, Paradores continúa con lo planeado sin plegarse: 'Tratamos de modernizar los establecimientos e innovar nuestra red. El presidente de Paradores cifra en su plan estratégico una reforma de 19 establecimientos, para lo que invertirá 169 millones de euros en cuatro años. Con ello, la red pública persigue convertir los establecimientos 'en paradores del siglo XXI'.

La cadena la componen 22 establecimientos de tres estrellas, 68 de cuatro estrellas y dos de cinco. 'A partir de ahora elevaremos a la categoría de cuatro estrellas a los 22 edificios de tres, a fin de 'estar a la altura de nuestros clientes de fuera y dentro España', añade Martínez.

El presidente de Paradores dice estar sufriendo la crisis de forma moderada. 'æpermil;sta llegó más tarde que a otros sectores económicos', señala. De cara a este año, Martínez se muestra optimista 'por el razonable nivel de reservas que tenemos para los próximos meses'.

Unificará los trajes de sus 4.500 empleados y retirará los regionales

Aunque enero y febrero no fueron buenos para la empresa pública, en marzo hubo una reactivación del negocio y en los días claves de Semana Santa la ocupación fue del 92%.

Durante el resto de la semana fue del 72%.' Son datos que nos hacen pensar de forma positiva y vislumbrar a corto plazo el principio del fin de esta crisis'.

Mientras que la industria turística se muestra pesimista ya augura caídas de la actividad del orden del 5% para este año, el responsable de Paradores estima elevar la cifra de negocio un 3%. Para conseguirlo, propone trabajar duro, innovar y moverse. 'Creemos que es el momento oportuno para no parar y estar preparados para cuando se recupere la actividad económica', argumenta Martínez.

Turismo extranjero

Hubo un tiempo en que Paradores recibía un 50% de visitantes extranjeros y un 50% de turistas nacionales. Esta tendencia cambió y en 2008, el porcentaje se situó en el 70% de españoles y en el 30% de extranjeros. La nueva dirección de Paradores aboga por elevar el número de visitantes de otros países hasta el 35%. Para este fin, sus responsables están aplicando en sus establecimientos nuevas tecnologías, con internet y un escaparate virtual orientado a los jóvenes y al mercado extranjero.

'Estamos en once plataformas internacionales diferentes, incluyendo el inglés de cara a vender en los principales mercados emisores (Inglaterra o Alemania), y en otros más incipientes como China y Japón', apunta Martínez.

Paradores, además, está negociando con los grandes touroperadores para estar presentes en los mercados internacionales.

Mientras que la industria reconoce haber reducido entre un 5% y un 10% el precio de las habitaciones para llenar sus hoteles, Paradores no recurre a esta política de tarifas, sino más bien está aplicando un plan de promociones. 'Estamos haciendo acciones entre las empresas a fin de equilibrar la estacionalidad de la actividad durante todo el año. En definitiva, trabajamos para compensar el vacío en temporada baja', dice el presidente de la cadena.

Salones para empresas

En este terreno, Paradores acaba de anunciar un nuevo servicio dirigido a empresas privadas. De esta forma, ofrecerá sus salones para que las compañías se reúnan en sus establecimientos a un precio modesto. Esta medida servirá para equilibrar la estacionalidad del negocio de Paradores y contar con mayores ingresos. 'En este momento, hemos tenido llamadas de un número importante de empresas para contratar reuniones. La iniciativa va a ser muy positiva para las dos partes,' explica Martínez.

La empresa hotelera tuvo el pasado año unos ingresos de 265 millones de euros y un beneficio de 19 millones. Para este año, la red tiene previsto seguir aumentando el negocio un 3%. Dentro del plan estratégico, la cadena contempla un ahorro del coste energético en los hoteles del 30%. Turespaña seguirá invirtiendo en la construcción de nuevos activos. En los próximos dos años levantará 14 establecimientos nuevos. Paradores además de reformar el 20% de la planta existente, sustituirá los trajes regionales de sus trabajadores por ropa más moderna. El fin de este cambio es unificar el uniforme de 4.500 de sus empleados.

''No contemplamos ajustes de empleo'

El presidente de Paradores, Miguel Martínez, señala que la empresa pública debe dar ejemplo en esta situación. 'No vamos a llevar ningún plan de despidos. Todo lo contrario. Apostamos por el empleo de calidad'. La red contrató 250 trabajadores a finales de 2008 y asegura seguir cerrado contratos durante este año. 'La modernización de la red y la incorporación de nuevos negocios exigen nuevas contrataciones de personal', añade. El 90% de la plantilla, formada por 4.600 trabajadores, tiene contrato indefinido. Paradores tampoco tiene pensado cerrar ningún parador, aunque sea poco rentable. 'Hay establecimientos que ganan más, y otros que ganan menos, pero no estamos pensando en ningún plan de ese tipo'. Martínez explica el funcionamiento de la red. 'No hay que olvidar que somos una cadena pública pero no recibimos ni un euro del Estado. Nos autofinanciamos'. El beneficio de Paradores está destinado a mejorar los edificios. Turespaña es el que invierte en nuevos proyectos.