Viaje

Territorio Shakespeare

Stratford-upon-Avon, en South Warwickshire, es la ciudad donde nació, creció y murió William Shakespeare. Todo allí gira en torno a la figura del genial dramaturgo.

Los ingleses llaman al condado Shakespeare Country, al tiempo que lo ensalzan como England's England, es decir, quintaesencia de Inglaterra. Y es que el escritor estuvo toda su vida vinculado a ese paisaje idílico y esencial. Su padre fue un comerciante de éxito que llegó a ser constable (especie de aguacil) en Stratford-upon-Avon, una pequeña plaza de mercado a orillas del Avon, en un camino principal que enlazaba Oxford y Londres con el centro del país. William nació en la casa donde su padre fabricaba guantes finos y almacenaba lana, en 1564. Lo bautizaron en la parroquia de la Trinidad (allí está la pila) y acudió a una escuela que sigue en pie.

A los 18 años dejó embarazada a una mujer de 26, Anne Hathaway, y hubieron de casarse por urgencias. Tuvieron tres hijas, demasiadas bocas, al parecer: en 1580 William se fue solo a Londres, dejando en Stratford a su familia. En Londres hizo fortuna como actor y dramaturgo, en el teatro The Globe (ahora fielmente reconstruido) de la Southbank londinense. Pero volvió a su tierra, con cierta fortuna. Compró una nueva casa (New Place), pagó 440 libras por una sepultura en el presbiterio de la Trinidad (pudo elegir ese privilegio por ser lay rector, párroco laico, no por sus laureles) y falleció el día mismo que cumplía 52 años, un 23 de abril.

Stratford apenas ha cambiado, si no es por la shakespearemanía reinante. La casa donde Shakespeare nació, en la calle principal, es el núcleo duro de su culto, precedida por la activa Shakespeare Foundation. Además de ésta, hay en Stratford o sus afueras otras cuatro casas relacionadas con el escritor, entre ellas, la Anne Hatheway Cottage, la casa familiar de su anodina mujer (casa que parece más 'auténtica' al carecer del aparato institucional de la casa natal) y la New Place que compró, mejor dicho, su solar: el inmueble era propiedad en el siglo XVIII de un reverendo de malas pulgas, Francis Gastrell, que harto de curiosos, dicen unos, o para no pagar el impuesto municipal, según otros, echó la casa abajo en una noche; el Consistorio, en castigo, tiene prohibido, todavía, que nadie con apellido Gastrell pueda estar empadronado en Stratford.

Y es que los ingleses son, ya se sabe, muy devotos de lo suyo. Stratford sigue pareciendo un lugar de mercado, en torno a una calle larga y un puente que vadea el río, solo que ahora la mercancía es Shakespeare. Sigue habiendo casas notables; una de ellas, antigua carnicería, fue domicilio familiar de John Harvard, con cuyas rentas se fundó la universidad de Harvard en América. El legado shakespeariano es aquí una religión. Aparte de la poderosa Fundación, está la Royal Shakespeare Company, la más grande en el mundo de teatro clásico. Esta RSC cuenta con tres escenarios; uno de ellos, el Swan Theatre, es réplica fiel de los teatros elizabethanos. El gran teatro donde se desarrolla el Festival anual, cuyo primer edificio se alzó en el siglo XIX, se está construyendo nuevo (estará acabado en 2010).

Stratford se encuentra al sur de Warwickshire. El pueblo y castillo de Warwick son otra de las joyas del Shakespeare Country. En la parroquia de St. Mary, la capilla Beauchamp es como un museo. Para ver el castillo se necesita una jornada entera, como poco. Para verlo y disfrutarlo. Porque está vivo, no sólo conserva piedras venerables y objetos preciosos de varias épocas (incluido un Royal Weekend Party con figuras de cera), sino que es escenario de atracciones medievales a lo largo del año. Una vorágine de espadas, caballos y armaduras que ayudan a leer los dramas históricos incluidos en el First Folio, el canon con 36 piezas de Shakespeare que publicaron dos compañeros de tablas siete años después de su muerte, acaecida un 23 de abril de 1616: el mismo día en que moría Cervantes.

Guía para el viajero

Cómo ir. La compañía aérea de bajo coste Easy Jet (www.easyjet.com) tiene vuelos diarios desde Barcelona hasta el aeropuerto de East Midlands, el más próximo a la región. Otros aeropuertos cercanos son los de Birmingham, Cardiff y Bristol.

Alojamiento. Aunque no está en Stratford, sino en la vecina Broadway, vale la pena alojarse en The Lygon Arms (44 (0) 1386 852255, dirección de correo electrónico: thelygonarms@barcelo-hotels.co.uk), que ha sido posada desde 1532; regentado actualmente por la cadena hotelera Barceló, combina el ambiente histórico con el más exquisito diseño actual.

Otro hotel cercano es Billesley Manor Hotel (Alcester B49 6NF, 44 1789 279955). Se trata de otra magnífica mansión, en cuya biblioteca Shakespeare escribió la obra As you like it (Mucho ruido y pocas nueces), con un jardín que evoca el ajedrez de Alicia en el país de las maravillas.

Más información. Página del turismo británico: www.visitbritain.com/es. Tel.: 902 171 181. Y también en la página: www.shakespeare-country.co.uk.