Valor destacado

Sin dividendo, los accionistas de Iberia no dudan en vender

Iberia perdía más de un 8,9% en Bolsa, después de que ayer la compañía anunciara un plan de contingencia para ahorrar costes -que incluirá reducción de capacidad, flota y personal- y la decisión de no repartir dividendo con cargo a los resultados del ejercicio pasado, tras constatar que será "improbable" que obtenga un resultado positivo en 2009.

La compañía informó ayer de que las actuales circunstancias, "excepcionalmente difíciles", podrían incluso provocar que la compañía cerrara en 'números rojos' el presente ejercicio, durante el cual también se debería concretar el proceso de fusión de Iberia.

El consejo de administración de Iberia acordó ayer proponer a la junta general de accionistas que no se reparta ningún dividendo con cargo a los resultados del pasado ejercicio, teniendo en cuenta la actual coyuntura económica.

Si se mantienen a lo largo del año las actuales circunstancias, excepcionalmente difíciles, es improbable que la compañía obtenga un resultado positivo en el ejercicio 2009", recalcó el director financiero y de Estrategia Corporativa de Iberia, Enrique Dupuy, en un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

No obstante, Dupuy señaló que la compañía tiene una "visibilidad reducida" para estimar los resultados del conjunto del ejercicio, ya que dependerán de la evolución del entorno macroeconómico y de otras variables como el precio del combustible o el tipo de cambio del dólar.

El directivo consideró que en este momento los ingresos de la aerolínea se están viendo afectados por factores como la "debilidad del mercado de origen España, así como de la mayoría de los mercados internacionales, la caída del tráfico de negocios y las presiones sobre los precios" y recordó que la crisis económica global "está afectando de forma muy significativa al negocio de transporte aéreo en todo el mundo".

Congela salarios de los directivos

Iberia congelará los salarios de sus directivos, aproximadamente 140 personas, para ahorrar costes y estudia otras medidas como un nuevo recorte de la capacidad y de la flota, así como ajustes en su plantilla que pasarían por bajas incentivadas, EREs temporales en determinados colectivos o prejubilaciones, informaron a Europa Press fuentes de la aerolínea

Las mismas fuentes señalaron que ante la crisis que afecta al sector aéreo y la pérdida de pasajeros de sufren las aerolíneas, Iberia está estudiando de "forma permanente" cómo adaptarse a la caída de la demanda y reducir costes con una serie de medidas.

El consejo de administración de Iberia percibió durante el pasado ejercicio una remuneración de 1,638 millones de euros, lo que supone un 18,1% por debajo de lo que la junta general de accionistas aprobó para el ejercicio. Teniendo en cuenta el beneficio atribuido (31,9 millones de euros después de impuestos), la remuneración del consejo de administración supone el 5,12% de dicho beneficio.

Además de la congelación salarial de sus directivos, la compañía está estudiando un nuevo recorte de su capacidad, fijado en un 4% para 2009 frente al 1,7% recogido en su Plan Director a principios de año, "todavía por concretar". Además, retirará cinco aviones de su flota en 'wet lease' (régimen de alquiler con tripulación) con Gestair.

En lo que se refiere a la situación de la plantilla, como ya adelantara el presidente de Iberia, Fernando Conte, durante la presentación de sus resultados anuales, la compañía quiere profundizar en la reestructuración de personal, para lo que acelerará su plan de prejubilaciones y realizará alguna actuación temporal.

Las acciones de la aerolínea han cerrado en 1,52 euros después de caer un 8,98%.