Directivos

Bartz cumple 100 días en Yahoo con un nuevo recorte laboral y giro estratégico

Ya hay un nuevo sheriff en la ciudad, su nombre es Carol Bartz'. Así empezaba un informe publicado ayer por George Askew, analista de la casa de bolsa Stifel Nicolaus, sobre los resultados de Yahoo en el primer trimestre. Un periodo en el que, pese a sufrir un descenso del beneficio del 78%, la empresa ha batido las previsiones del mercado.

Y es que Bartz, que sustituyó en enero a Jerry Yang en el puesto de consejero delegado, parece haber logrado el apoyo de los analistas, sobre todo por su capacidad para 'sacudir' la compañía y haber emprendido una estrategia en la que se priorizan las inversiones en las áreas de mayor valor añadido. Según Askew, Bartz ha articulado tres objetivos para reconstruir Yahoo: globalizar las plataformas de la empresa para introducir a nivel mundial todas las innovaciones, lanzar productos que atraigan a los usuarios y mejorar la rentabilización publicitaria con el desarrollo de nuevas fórmulas de anuncios. Su intención es situar a la empresa en el mejor lugar posible para cuando empiece a recuperarse el negocio de la publicidad online, que este año podría crecer en EE UU por debajo del 5%.

Además, Bartz ha acelerado la venta de activos. Bajo su mandato, Yahoo se ha comprometido a vender su participación en la coreana Gmarket a Ebay (que ha lanzado una opa sobre esta última) por cerca de 120 millones de dólares. La firma sopesa ahora vender la participación en las asiáticas Alibaba y Yahoo Japan (habrían perdido su carácter estratégico), que podrían alcanzar un valor conjunto de 7.700 millones de dólares (unos 5.746 millones de euros).

De todas maneras, todavía quedan tiempos duros para la compañía. Yahoo tiene previsto reducir su plantilla en 675 empleados, cifra que supone un 5% del total. A final de 2008, la compañía ya había despedido a otros 1.600 trabajadores.

Lo cierto es que en los próximos trimestres, el mercado va a fiscalizar muy de cerca la gestión de Bartz. Yahoo acumula una subida en Bolsa cercana al 20% desde principios de año, eso sí, en buena medida porque muchos inversores siguen apostando por una operación corporativa con Microsoft.