Intervención Banco de España

Nueva Rumasa se ofrece para gestionar CCM y "reflotarla" garantizando todos los empleos

La compañía Nueva Rumasa, grupo de empresas propiedad de la familia Ruiz Mateos, se ha ofrecido hoy para hacerse cargo de Caja Castilla La Mancha (CCM) tras su intervención por parte del Banco de España, con el objetivo de "reflotarla" para garantizar la viabilidad de la entidad financiera en el futuro.

En un comunicado, la firma se ofrece para hacerse cargo de CCM, bajo la intención de "gestionarla, administrarla y conseguir reflotarla mediante un exhaustivo y profundo plan de negocio, el cual garantice su viabilidad futura y la totalidad de los puestos de trabajo".

Así, considera que puede ser "una interesante oportunidad de volver a estar presente en el sector financiero como negocio totalmente independiente y al margen de sus empresas industriales".

Este grupo de empresas explica que cuenta con la experiencia, los recursos necesarios y un equipo de profesionales altamente cualificados "tan necesarios para afrontar esta adquisición con plena solvencia y está plenamente convencida de poder sanear, reactivar y expansionar la entidad".