Automoción

El jefe de producción de Seat viaja a Alemania para cerrar la negociación del Audi Q3

El vicepresidente ejecutivo de producción de Seat, Wolfram Thomas, viajó ayer a Alemania para cerrar los últimos flecos de la oferta de producción del Audi Q3 en la planta de Martorell (Barcelona). Todo apunta que el consejo de supervisión de Volkswagen del próximo miércoles en la sede de Wolfsburg adjudicará la producción de nuevo modelo.

Fuentes cercanas a la negociación señalaron que la decisión no puede demorarse mucho más porque el todocamino de Audi debe comercializarse en 2011. En principio, Seat basa buena parte de sus bazas para captar la inversión de 300 millones de euros para fabricar el Q3 en las ayudas del ministerio de Industria de 48,12 millones, específicas para la factoría de la marca española, y en la oferta por parte de la Generalitat de participar accionarialmente en el centro técnico instalado en la planta, lo que permitiría aumentar las subvenciones públicas. Las ayudas totales a Seat aprobadas por el Consejo de Ministros el viernes pasado alcanzan los 100,7 millones.