'Telecos'

Telefónica es la operadora más cara de Europa en la velocidad media de ADSL

La CMT ha hecho público su informe semestral sobre los precios del ADSL en Europa y la conclusión no ha cambiado. Igual que hace seis meses y que un año antes, navegar por internet en España es más caro que en el resto de países del Viejo Continente. De hecho, Telefónica es el ex monopolio más costoso en las velocidades más extendidas. El sobreprecio es del 56,4%.

Poco importa que se tomen sólo las ofertas de banda ancha o que se sume a ellas la telefonía fija y se comparen paquetes de voz e internet. Tampoco cambia mucho el resultado si se miran las distintas velocidades de acceso. Las conclusiones del informe semestral de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) sobre el precio de la banda ancha siguen siendo las mismas en la última edición referida al cierre de 2008 que en las pasadas -y van cuatro-: el ADSL nacional es mucho más caro que el europeo.

Las mayores diferencias se dan en las velocidades más extendidas, las que contratan de forma mayoritaria los españoles. Son las que empiezan en los dos megas y no llegan a diez. Ahí es donde Telefónica tiene su mayor cuota: un 78,8% de sus clientes contrata estas ofertas. Y ahí es donde la compañía es más cara: su mejor oferta empaquetada de ADSL y voz es un 56,4% más cara que la media de los ex monopolios europeos medida en euros y ajustada por el poder adquisitivo de cada país. Este paquete cuesta 59,90 euros en España. Más allá de los Pirineos, la media es de 38,3 euros.

El calibre de esta diferencia es posible porque Telefónica es el ex monopolio más caro de los once que ha tomado la CMT para hacer la comparación. La española es incluso más cara que una de sus filiales, Cesky Telecom. En Alemania, por ejemplo, Deutsche Telekom vende el mismo paquete por 34,8 euros. KPN y Telecom Italia, los más baratos, lo hacen por menos de 30 euros al mes.

Las 'telecos' alternativas también son más caras y sólo ganan en ofertas de 10 o 20 megas

TELEFÓNICA 8,53 -0,41%

La CMT también proporciona la comparación tomando en cuenta sólo ofertas de ADSL, sin la voz, pero los resultados son los mismos. El número de ex monopolios analizados sube a 20; Telefónica sigue siendo la más cara.

Una novedad de esta última edición de la comparativa de mejores precios tiene que ver con los rivales de Telefónica. Hasta ahora, el ex monopolio era más caro que la media, pero el conjunto del mercado no. Puesto que se toma como referencia la mejor oferta del mercado, eso quiere decir que siempre había una operadora alternativa con un precio inferior a la media europea. Ya no es así. La mejor oferta nacional, de Yacom, es un 11,7% más cara que la media de las mejores de Europa.

La conclusión es que los precios en España no sólo no convergen, sino que la brecha se amplía. Hace seis meses, la diferencia era menor tanto en la oferta de Telefónica como en sus rivales.

De todas formas, mientras que la batalla de Telefónica está en las ofertas de tres o seis megas, sus rivales tienen puesta toda su artillería comercial en las de 10 o 20 megas. Y ahí sí que son más baratos que la media europea, puesto que la mejor oferta nacional, de Yacom, rebaja un 2,1% el promedio comunitario. Telefónica vuelve a ser más cara en este rango, con un 34,6% de sobreprecio.

El único tramo de velocidad donde Telefónica no es más caro que la media es en las velocidades inferiores a dos megas, pero es que en Europa no hay demasiadas compañías que tengan paquetes a esas capacidades. Sólo son dos más, de hecho, y la española está en el medio. Si se toma sólo el ADSL, ya hay once compañías para comparar y Telefónica vuelve a ser más cara que la media europea.

Como en todos los estudios de comparativas europeas, el informe de la CMT también ha sido criticado por su metodología. El principal cuestionamiento es que la comparación no es homogénea, porque algunas compañías extranjeras ponen límites a las descargas o a las tarifas planas de voz para hacerlas más competitivas, algo que no sucede en España. También se critica la falta de representatividad de la muestra, que no se hace con una media de todas las tarifas, sino sólo con una.

Unos precios que espolean la competencia durante la crisis

Las tarifas de banda ancha han bajado poco en España a lo largo de los años. La propia CMT lo reconoció en un informe reciente. Como avanzó este diario en enero, los precios son casi los mismos desde 2006.

Eso no ha impedido que Telefónica haya ganado cuota de mercado muy por encima de sus rivales. Ha habido meses en los que el ex monopolio se ha hecho con tres de cada cuatro altas.

Pero la crisis ha explotado con toda su crudeza y las tornas han cambiado. Según el informe de precios de la CMT, entre la mejor oferta de Telefónica y la más barata del mercado nacional hay entre 26,6 y 28,8 euros, salvo en las velocidades más bajas. Esta diferencia empieza a ser considerada por los clientes, que, por primera vez, optaron entre diciembre y febrero por contratar mayoritariamente ofertas de los operadores alternativos de ADSL frente a Telefónica, que siempre aparecía en primer lugar.

Un mercado difícil

¿Por qué España es sistemáticamente más caro que otros países europeos? El informe actual hace referencia a la banda ancha, pero en móvil también está por encima de la media europea. Fuentes del sector apuntan a la difícil cobertura del mercado, en un país con núcleos de población dispersos y con poca densidad. También se apunta a la regulación.