Jesús Banegas

'La TDT de pago no se puede regular deprisa y corriendo'

Economista e ingeniero, ejerce desde hace décadas de referente en los sectores de la tecnología, la electrónica y las telecomunicaciones. Como vicepresidente de la CEOE juega ahora un papel relevante en la patronal, sin delegar un ápice su influencia en las TIC.

'La TDT de pago no se puede regular deprisa y corriendo'
'La TDT de pago no se puede regular deprisa y corriendo'

La iniciativa del Ministerio de Industria durante los días de las vacaciones de Semana Santa para precipitar el lanzamiento de la televisión digital terrestre (TDT) de pago ha despertado susceptibilidades en los diferentes ámbitos con intereses en este proceso de desarrollo tecnológico, industrial y comercial. Jesús Banegas, presidente de la patronal Aetic, que agrupa a las empresas españolas de la electrónica, las telecos y las TIC, reclama tranquilidad, debate y tiempo para regular una actividad audiovisual que tiene un recorrido largo.

La televisión digital de pago se ha convertido en pocas semanas en un asunto polémico y candente. ¿Cuál es la posición de los actores representados en Aetic?

Cuando hay una nueva tecnología en juego que ofrece posibilidades de hacer cosas, y la TDT de pago lo es sin duda, lo último que se puede hacer es prohibirla. Eso es un disparate. Lo que hay que hacer es que, puesto que aparece un elemento que no estaba previsto, es imprescindible reevaluar la situación para darle una salida.

'La Ley Audiovisual, y no un simple decreto ley, es el marco para esta regulación'

¿Qué significa reevaluar la situación?

Hay un ejemplo muy interesante para aplicarlo de nuevo en este caso. Cuando apareció el ADSL nadie podía prever que pudiera desarrollarse como una tecnología alternativa al cable. Por entonces las empresas cableras habían participado y ganado diferentes concursos, y pensaron que la nueva facilidad sobre par de cobre rompía las reglas del juego. Y dijeron: hay que parar el ADSL.

Pero el ADSL era imparable.

Yo tuve muy claro que el ADSL no se podía parar. Lo que teníamos que hacer era reconsiderar los compromisos que, en ausencia del ADSL, habían tomado con anterioridad las empresas de cable. Entonces era ministra Anna Birulés y desde Aetic le planteamos precisamente eso. Mediante una negociación rápida y razonable se arregló la situación atendiendo de manera cuidadosa los intereses legítimos de las diferentes partes. Como habían cambiado las condiciones, se transformaron los compromisos y se alcanzó un reequilibrio. Y sobre este esquema se ha seguido funcionando desde entonces de manera razonable.

¿Es un esquema trasladable a la TDT de pago?

Hay que aplicar ese mismo concepto, esa misma filosofía a un problema que es nuevo. Si aparece la posibilidad de que la televisión digital terrestre interactiva permita emisiones de pago, no se puede prohibir, es absurdo. Lo que hay que hacer es regularla convenientemente.

Y eso ¿cómo se hace?

Desde luego no se puede abordar deprisa y corriendo. Hay que hacerlo en términos contextuales, contando con la opinión y respetando los intereses legítimos de todos los agentes que están implicados en el tema y haciendo algo que pueda servir para el futuro.

¿Cuál sería el calendario?

Este es un asunto que hay que resolver sin pausa, pero sin ninguna prisa excesiva. No se puede actuar de manera precipitada y parcial. El calendario no es largo, pero es imprescindible tener en cuenta que hay una deuda legislativa en estos temas, que es la Ley Audiovisual.

La Ley Audiovisual, y no un simple decreto ley, es necesaria porque hay muchos cabos sueltos y muchas cosas que regular de una manera armónica y no de manera separada y desagregada. Por tanto el tiempo de la decisión sobre la TDT de pago debe estar condicionado, primero a una discusión de los agentes implicados y, segundo, a la posición del Gobierno que tiene la legitimidad para gobernar. Ambos elementos deben integrarse de manera armónica en una norma como la Ley Audiovisual, que podría tramitarse por un procedimiento acelerado.

¿Cómo se encaja en este esquema la televisión de alta definición?

Es una tecnología que supone un desarrollo natural en la televisión digital y que favorece el negocio de pago, ya que ofrece la posibilidad de vender contenidos de mucha mayor calidad. Ocurre es que exige un mayor ancho de banda. Este argumento abunda en la tesis de que la legislación que se desarrolle ahora no se puede improvisar, sino que tiene que tener en cuenta los desarrollos que se esperan en la televisión.

'Debe darse autorización a todos los que la pidan'

El presidente de la patronal de tecnologías de la información aboga por que el negocio de la televisión digital terrestre de pago no sea un monopolio. 'La autorización hay que dársela a todo el que la pida. No se le puede conceder a unos sí a otros no. La autorización no es para este o para el otro. Si existe, tiene que ser genérica, y que cada uno de los agentes la adopta como mejor le convenga'. Aetic aboga por que la TDT de pago 'sea sólo para eventos; no debe ser aplicada a toda la programación'. En su opinión, 'hay que tener en cuenta que quien ha desarrollado la TDT lo ha hecho pensado en mercados muy grandes, muy importantes, y lo que no se puede hacer es reducir esa expectativa'. Banegas señala que 'hay que plantearse si vamos a un modelo con un descodificador único, o cada operador va a tener el suyo. Creo que merece la pena que esto sea discutido'. En caso de que sea un descodificador único, 'lo lógico es que la industria electrónica nacional tenga un protagonismo y se le dé un tiempo para estudiarlo y dar una respuesta'. En su opinión, no se necesita un calendario muy dilatado, pero recuerda que 'hay que tener en cuenta que el mercado hoy esta perfectamente no preparado para este reto ya que todo el parque de equipos carece de la facilidad de acceso a los contenidos de pago'. Aetic apuesta por que en este asunto 'no se imponga la ley de la selva, ya que la industria española posee todos los ingrediente para tomar una decisión adecuada en un tiempo corto, que le permitirá seguir siendo pionera'.