Informática

Oracle entra en el negocio de hardware con la compra de Sun Microsystems

Oracle se ha impuesto finalmente a IBM en su apuesta por comprar Sun Microsystems. La compañía de Larry Ellison desembolsa 7.400 millones de dólares (unos 5.710 millones de euros) en una operación que le permite convertirse en el primer proveedor con un portfolio completo de TI.

El nombre de Oracle sonó como posible comprador de Sun Microsystems hace un año, aunque después se esfumó. Sin embargo, y pese a que hace un mes la prensa estadounidense daba casi por hecha la compra del creador de Java por parte de IBM, ha sido finalmente la compañía de Larry Ellison quien se ha impuesto en esta operación que le permite entrar en un terreno nuevo para ella, el hardware.

Oracle, el segundo mayor fabricante de software del mundo, ha acordado pagar por Sun un montante estimado de 5.600 millones de dólares (4.320 millones de euros) en efectivo, que alcanza los 7.400 millones de dólares al sumarle la deuda de Sun. En concreto, Oracle abonará 9,5 dólares por cada acción de Sun, lo que supone una prima del 42% respecto al cierre de su cotización el 17 de abril.

Según ambas compañías, la compra probablemente aporte 1.500 millones al beneficio operativo de Oracle en el primer año. Safra Catz, su presidenta, precisó que 'la adquisición de Sun será más rentable en su contribución al beneficio por acción en el primer año que lo que había previsto para las adquisiciones combinadas de BEA Systems, Peoplesoft y Siebel'. Y Ellison aseguró que Oracle será la 'única compañía que podrá diseñar un sistema integrado donde todas las piezas casan y funcionan juntas, de forma que los clientes no tendrán que unirlas ellos mismos'.

Iván González, director de Análisis de Penteo, señaló a CincoDías que 'estamos ante una de las operaciones más importantes de los últimos años, porque supone un cambio de reglas de funcionamiento del sector de las TI'. En su opinión, Oracle se constituye en el primer proveedor con un portfolio de TI que va de extremo a extremo. 'Va del hierro (del hardware) a las aplicaciones empresariales (ERP, CRM). Sólo le falta los servicios', añade González, quien recuerda que ni IBM ni HP tienen en su oferta ese tipo de aplicaciones.

Operación acertada

Estratégicamente, la operación es muy acertada para Oracle, según los analistas consultados. 'Sin duda en el área de hardware no hay solapes, algo que sí ocurría con IBM', apunta Jaime García Cantero, de IDC. Además, añade González, Oracle se quita un duro competidor en el negocio de las bases de datos, donde Sun tiene su producto MySQL, y en el software de infraestructuras o middleware (gestión de identidades, herramientas de colaboración), donde la firma adquirida también es fuerte.

Otro punto a favor es que Oracle, una de las firmas más activas del sector en adquisiciones, ha acumulado en los últimos años una gran experiencia en integrar empresas, lo que hace que pueda afrontar con más garantías de éxito el reto de integrar un icono del Silicon Valley como es Sun.

Pese a todo, los analistas ven algunas incógnitas. La primera, el modelo de negocio que imperará en la firma fusionada, porque mientras Oracle comercializa su software bajo el modelo de licencias (aunque actualmente parte de su oferta está disponible en pago por uso), Sun lo hace bajo el modelo Opensource (es decir, no cobra licencias, sólo los servicios). 'Queda la duda de si Oracle mantendrá el modelo de los productos de Sun', apunta García Cantero. También el analista de Penteo plantea otra duda: '¿Sabrá Oracle vender máquinas, algo que no ha hecho nunca o decidirá desprenderse del negocio de hardware de Sun más adelante?'. Las dudas ahí quedan, pero el mercado no penalizó ayer la operación. Aunque las acciones de Oracle, que el pasado marzo aprobó el primer dividendo de su historia, cayeron un 0,89%, el Nasdaq se dejó un 3,88% en la jornada.

Hacia una concentración de gigantes

El anuncio de Oracle provocó ayer una gran sorpresa en el conjunto del sector. Francesco Serafini, vicepresidente de HP para Europa, África y Oriente Medio, calificó la operación de 'interesante' porque viene a cambiar el escenario en el que se mueve el conjunto de la industria, informa desde Berlín Santiago Millán. El directivo comentó que el sector va a seguir un proceso de consolidación y advirtió que es muy posible que haya nuevas operaciones protagonizadas, especialmente, por los grupos que cuentan con mayor liquidez. Fuentes del sector recuerdan que entre las empresas mundiales que poseen una amplia tesorería figuran grupos como Cisco, Apple o Google, que supera los 29.000, los 25.000 y los 15.000 millones de dólares, respectivamente. Iván González, de Penteo, asegura que no es descartable que IBM compre alguna empresa potente de aplicaciones empresariales o que la propia Oracle tire de cheque para adquirir un gran proveedor de servicios. 'Se avecina alguna adquisición muy, muy grande', dice.