Crisis

Trichet pide reformas para estimular la débil economía

Las reformas estructurales son esenciales debido al débil e incierto panorama económico, aseguró hoy el presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet.

En el prefacio del reporte anual del BCE, Trichet dijo que el 2008 fue un año excepcional, con caídas tanto el crecimiento económico como en la inflación mientras las tensiones de mercado financiero golpeaban a la economía real, pero instó a los Gobiernos a resistir la tentación del proteccionismo.

"La actual debilidad de la actividad económica y los altos niveles de incertidumbre acerca del panorama económico implican la necesidad de fortalecer la recuperación de la economía del área euro", dijo en el prefacio, escrito en marzo.

"En la coyuntura actual, es esencial perseguir políticas económicas en línea con el principio de una economía de mercado abierto con libre competencia, resistiendo cualquier presión proteccionista", agregó.

Trichet dijo que las reformas del mercado laboral eran particularmente importantes para las regiones y las industrias afectadas duramente por el colapso en la demanda.

El BCE elevó las tasas de interés a un 4,25% a mediados del 2008, pero desde entonces ha recortado los costos de referencia de los créditos a un 1,25%.

Trichet dijo que las medidas del BCE "tuvieron éxito en mantener las expectativas de mediano y largo plazo firmemente ancladas a niveles ampliamente consistentes con la estabilidad de precios durante el 2008".