Cerámica

El sector azulejero eleva su exportación a Rusia y el Este

El pasado ejercicio fue el primero con menos ventas en el extranjero.

La industria española de producción de azulejos ha encontrado un nicho de mercado en el que amortiguar en cierto modo sus menores ventas en sus mercados naturales, España, EE UU y la UE. Las exportaciones a Rusia se han incrementado en un 34% y a los países del Este de Europa, un 15% durante el año pasado.

'El sector español de la cerámica siempre ha estado muy internacionalizado', explica David Pérez, responsable de comercio exterior de la Asociación Española de Fabricantes de Azulejos y Pavimentos Cerámicos (Ascer). 'Las ventas en los países emergentes compensan en cierto modo las caídas de ingresos en nuestros mercados naturales', afirma Pérez.

Sin embargo, este es el primer año en que sus exportaciones decrecen. 'Siempre habíamos registrado crecimiento, aunque fuera pequeño hasta este año', afirma el responsable. Las ventas mundiales han bajado un 3,7% en 2008.

Por otro lado, su facturación en España ha caído en el último año un 11%. 'La construcción sólo representaba el 50% del negocio en España', explica el directivo. La otra mitad de las ventas correspondían al mercado de la reposición, es decir, cuando los clientes se deciden a cambiar sus cocinas o cuartos de baño. 'Son menos metros cuadrados de trabajo pero con mayor valor añadido porque el producto elegido suele ser más caro', detalla. Sin embargo, la crisis ha paralizado ambos mercados.

En cuanto a sus primeros mercados, EE UU ha reducido sus compras de cerámica española en un 38%. 'Hace tres años, nuestro principal importador era EE UU. Vendíamos por valor de 240 millones de euros. Sin embargo, desde entonces, vendemos un 60% menos', afirma el directivo. Pérez valora que las ventas en este mercado serán 'las primeras en recuperarse'.

Francia, con las mayores ventas, compró en 2008 por valor de 246 millones de euros, manteniendo la cifra de 2007. Los próximos países en los que se intensificarán las ventas de azulejos españoles en los próximos años serán 'África y Oriente Medio', a juicio del responsable de Comercio Exterior.

Trabajo para la creación de una marca propia

La patronal Ascer trabaja para crear 'un valor de marca española Tile of Spain, con sus características propias, sin olvidar la promoción de cada enseña de cerámica por separado', explica Pérez, que apunta que esta estrategia permite 'ganar valor añadido'.

Entre las iniciativas que llevan a cabo para la creación de esta marca, se encuentran los planes específicos de promoción en cinco mercados diferenciados: EE UU, Francia, Alemania, Reino Unido y Rusia junto con una apuesta fuerte de promoción en India. 'Es un objetivo a largo plazo, aún es un mercado muy embrionario', asume el directivo.

Pérez explica que prefieren India frente a China porque allí 'hay menos producción local que en el gigante asiático y es un mercado mucho más transparente'. Sin embargo, no descartan entrar en China a 'medio o largo plazo'.