Secuestro

Capturan al secuestrador del avión canadiense en Jamaica

El secuestrador del avión canadiense de Jamaica ha sido finalmente detenido después de ocho horas de tensión con la policía. El hombre, un joven de 20 años, había secuestrado un avión canadiense en el aeropuerto de Kingston y tras liberar a los pasajeros se quedó con los miebros de la tripulación.

Las autoridades indicaron que la policía desarmó al secuestrador que, según indicaron, es un joven de 20 años perturbado mentalmente, por lo que el suceso nada tiene que ver con un incidente internacional.

Ocho horas de tenión

La compañía CanJet Flight, a la que pertenece el aparato, informó en su página web de que todos los pasajeros habían sido liberados y se encontraban a salvo fuera del avión y añadió que el secuestrador mantenía como rehén a la tripulación. Según la compañía, hasta el momento nadie ha resultado herido en el incidente, ni tampoco el avión ha sufrido daños.

Negociación con la policía

La policía negocia actualmente con el individuo, al que ha identificado como un jamaicano de Montego Bay, según el diario local The Gleaner.

El hombre ha exigido que se le permita ir a Cuba, según indicó el ministro jamaicano de Información, Daryl Vaz. Por su parte, fuentes policiales indicaron que el pirata aéreo podría tener "problemas mentales".

El primer ministro jamaicano, Bruce Golding, se ha desplazado al aeropuerto, junto a los responsables de seguridad e información, para supervisar las negociaciones, según el director de informativos de la Televisión de Jamaica, citado por la CNN.

Un amplio dispositivo policial se ha desplegado en el aeropuerto internacional de Sangster en Montego Bay, donde se encuentra el avión de la compañía CanJet Flight, desde donde iban a viajar a Halifax (Canadá) 182 personas -entre pasajeros y miembros de la tripulación

Fallo en el sistema de seguridad

Según The Gleaner, el individuo armado aprovechó un fallo en el sistema de seguridad para introducirse en el avión con una identificación falsa.

Según la CNN, una pasajera logró telefonear a su esposo y le dijo que al parecer un hombre se había colado a bordo del avión y había tomado rehenes.

La pasajera, identificada como Brenda Grenier, y su hija, que viaja con ella, se encuentran bien, según indicó su marido desde Nueva Escocia, en Canadá.