Bolsa de Nueva York

Wall Street cierra en tablas pero logra su sexta semana consecutiva al alza

Wall Street se apunta hoy un 0,07% y logra concluir con ganancias por sexta semana consecutiva. Los buenos resultados presentados hoy por Citigroup, General Electric y Google animaron a los inversores desde primera hora de la mañana.

¿Luz al final del túnel? El inicio de la temporada de resultados empresariales ha logrado que Wall Street mantuviera la senda positiva por sexta semana consecutiva. Las cuentas trimestrales de Citi, General Electric y Google infundieron optimismo a los inversores estadounidenses. De esta forma, el índice Dow Jones se apuntó un 0,07%, el Nasdaq subió un 0,16%, en tanto que el selectivo S&P 500 avanzó un 0,50%.

Los resultados de Citigroup y General Electric, pese a ser más favorables de lo que esperaban los analistas no han logrado encandilar en el parqué. En concreto, los títulos de Citi perdieron hoy un 8,73%, a pesar de cerrar el primer trimestre del año con un beneficio neto de 1.590 millones de dólares (1.217 millones de euros), la primera ganancia trimestral en 18 meses. Sus ingresos, de 24.790 millones de dólares (18.900 millones de euros), fueron casi el doble de los conseguidos hace un año y mejores de lo que se preveía, mientras que la pérdida por acción fue de 18 centavos, comparado con un resultado negativo de 34 centavos que se esperaba.

La depreciación en el día de hoy de las acciones de Citi contrasta la tendencia que a lo largo de la semana presentó esta compañía. En un semana clave para esta entidad financiera, sus acciones se revalorizaron un 20,07%, la mayor subida semanal dentro del Dow Jones.

Entre los farolillos rojos de la jornada, General Motors cayó un 3,61.% después de que su consejero delegado Fritz Henderson reiterara su deseo de no suspender pagos en la automotriz pero al mismo tiempo advirtió que la bancarrota es más probable.

El precio del crudo de Texas subió hoy 35 centavos y cerró a 50,33 dólares el barril, un 3,65% más barato que hace una semana, entre previsiones de menor demanda este año y una persistente alza de las reservas en Estados Unidos.