Crisis del motor

General Motors afirma que todavía es "factible" evitar la quiebra

El presidente ejecutivo de General Motors dijo que todavía es "factible" evitar la bancarrota de la automotriz estadounidense y sostuvo que aún prefiere reestructurarse fuera de la quiebra, pero que estaba listo para presentarla si era necesario.

Fritz Henderson, presidente ejecutivo de General Motors, afirmó, en todo caso, que aún no existe una conclusión respecto a si es necesaria la quiebra.

El presidente de la compañía realizaba una conferencia de prensa para dar a conocer los avances del proceso de reestructuración que lleva a cabo para evitar la bancarrota y recibir una ayuda imprescindible del Gobierno estadounidense.

Asimismo, Henderson reiteró que General Motors prefiere realizar su reestructuración sin tener que recurrir a la suspensión de pagos pero que está preparándose para esa posibilidad. "Estamos realizando planes de contingencia", afirmó Henderson.

El directivo dijo que era "erróneo" afirmar que General Motors prefiere recurrir a la suspensión de pagos. "Preferimos realizar la reestructuración sin recurrir a la suspensión de pagos pero el objetivo es la reestructuración", añadió.

Henderson explicó que su plan tiene "dos caminos". "Muchas de las acciones son similares, lo que es diferente es cómo lo logras. Si no podemos lograrlo antes del 1 de junio, recurriremos a la suspensión de pagos", continuó.

El directivo de GM también dijo que "el Departamento del Tesoro será uno de los elementos principales" a la hora de tomar la decisión sobre si GM tiene que recurrir a la suspensión de pagos.

GM ha recibido 13.400 millones de dólares en préstamos otorgados por el Departamento del Tesoro para intentar superar las graves dificultades que atraviesa debido a la crisis económica en el país.

En marzo, el presidente estadounidense, Barack Obama, dijo que GM tiene hasta el 1 de junio para preparar un plan de reestructuración que garantice la supervivencia de la empresa. Si no lo consigue, GM tendrá que declararse en bancarrota.

Asimismo, el presidente de General Motors ha afirmado que el fabricante sigue planeando mantener cuatro marcas en el futuro y calificó de "especulaciones" la idea de que GM quedará reducida sólo a Chevrolet y Cadillac.

Henderson aseguró en una conferencia de prensa que los planes de reestructuración establecen que la futura GM se basará en cuatro marcas (Chevrolet, Cadillac, Buick y GMC) que son "muy rentables".

El periódico The Wall Street Journal publicó hoy que General Motors está siendo presionado por el Gobierno estadounidense para que se deshaga también de GMC. En la actualidad, GM está formado por ocho marcas. El fabricante ya ha decidido deshacerse de Saturn, Saab, Hummer y Pontiac.