Crisis

Toshiba no renovará 3.900 empleos temporales tras empeorar su previsión de resultados

La compañía tecnológica japonesa espera recortar 3.900 empleos temporales el presente ejercicio, después de que en el último año fiscal ya suprimiera 4.500 empleos por el impacto del deterioro de la demanda en los resultados de la compañía.

De hecho, el mayor fabricante japonés de microprocesadores de memoria 'flash', actualizó hoy sus previsiones para el ejercicio fiscal 2008/09, que concluyó el pasado 31 de marzo, y ahora espera registrar pérdidas de 350.000 millones de yenes (2.697 millones de euros), un 25% más sobre los ''números rojos'' anteriormente previstos por la multinacional y en contraste con el beneficio neto de 127.413 millones de yenes (981 millones de euros) del ejercicio anterior.

Asimismo, Toshiba prevé que sus ventas alcancen los 6,65 billones de yenes (51.217 millones de euros), un 0,74% menos que su anterior previsión, y un 13,2% por debajo de la cifra de negocio de hace un año.

No obstante, Toshiba revisó al alza su expectativa de resultado operativo, que ahora cifra en pérdidas de 250.000 millones de yenes (1.927 millones de euros), un 11% menos que su anterior previsión.

La decisión de mejorar su expectativa de pérdidas operativas se debe a la mayor rentabilidad del negocio de televisores y el incremento demlas ventas de dispositivos de memoria, explicó la compañía.