Consejo de Ministros

De la Vega defiende la autonomía del Banco de España

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, restó hoy importancia a las discrepancias entre el Ejecutivo y el Banco de España sobre el futuro del sistema de pensiones e insistió en que es un organismo autónomo que tiene entre sus funciones la de asesorar al Gobierno.

De la Vega consideró hoy durante la rueda de prensa posterior al segundo Consejo de Ministros tras la reciente remodelación del Gobierno realizada por el presidente del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, que las discrepancias entre el Gobierno y el Banco de España sobre el futuro del sistema de pensiones están dentro de la "absoluta normalidad".

La vicepresidente primera restó importancia a dichas discrepancias, un día después de que el titular de Trabajo, Celestino Corbacho, criticase al gobernador del organismo supervisor, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, por haber cuestionado el superávit de la Seguridad Social y el futuro del sistema de pensiones.

Señaló que las opiniones que tiene el Banco de España son, en "la mayoría de las ocasiones", coincidentes con las del Gobierno, y en otras, "como ahora, no", pero insistió en que es un organismo autónomo que tiene entre sus funciones la de asesorar al Gobierno, lo que no significa que el Ejecutivo tenga que estar de acuerdo con sus conclusiones.

María Teresa Fernández de la Vega subrayó en cualquier caso que, como dijo ayer Corbacho, la Seguridad Social cerrará este año con superávit y el cobro de las pensiones está garantizado.

También recordó que el Fondo de Reserva de la Seguridad Social, la conocida "hucha de las pensiones", ha pasado de tener 603 millones de euros en el año 2000 a contar con más de 57.000 millones al cierre del ejercicio pasado.

"Fase esperanzadora" de la crisis

Por otro lado María Teresa Fernández de la Vega advirtió hoy de que la crisis económica ha entrado en una "nueva fase de combate, más compleja, pero también más esperanzadora" y que exige trabajar con "celeridad".

Según De la Vega el Ejecutivo trabaja con "renovado vigor" y sigue tomando decisiones para atajar la actual crisis económica que, apuntó, "ha entrado en una nueva fase de combate".

Explicó que se trata de un nueva situación "más compleja" que exige trabajar con mayor rapidez con el fin de preparar el país para el escenario posterior a la crisis.