Patentes

El juez zanja la batalla sobre la fregona

La Audiencia de Zaragoza confirma la patente de Manuel Jalón.

El misterio del invento de la fregona se ha solucionado. La Audiencia Provincial de Zaragoza ratificó que el autor del objeto fue Manuel Jalón, y no Emilio Bellvis Montesano, como defendian su hijo Emilio Bellvis Martín y su nieto Manuel Bellvis González, quienes deben dejar de atribuir públicamente la autoría a su familiar. La Audiencia, en una sentencia fechada el 1 de abril que fue hecha pública ayer, ratifica un fallo anterior, del 6 de noviembre de 2008, del juzgado de lo mercantil número 1 de Zaragoza, que declaraba que el invento de la fregona corresponde a Manuel Jalón en virtud de la patente número 298.240, ya que el modelo registrado en 1960 por Emilio Bellvis Montesano apenas introducía novedades en el escurridor que ya existía.

El fallo considera 'contundentes' los testimonios de los empleados de Rodex (empresa que comercializó la fregona) y especialmente 'clarificadora' la opinión de un arquitecto especialista en diseño industrial, para quien la invención de Jalón no es de 'matiz' sino que aporta 'una innovación radical, de carácter técnico-ingenieril' y es un 'icono del diseño'. Además, la Audiencia concluyó que fue el invento de Jalón el que tuvo el reconocimiento del público precisamente por su funcionalidad, de manera que la asociación entre el concepto popular de fregona y el modelo patentado Jalón 'resulta inmediato y claro'.