Reestructuración del sector de automoción

7.250 empleos en riesgo en el negocio de las motos

Los concesionarios podrían perder el 25% de sus plantillas.

Ni las peores previsiones de la Asociación Nacional de Empresas del Sector de Dos Ruedas (Anesdor) han ayudado a prevenir los efectos 'dramáticos' de la caída de las matriculaciones de motocicletas y ciclomotores (en el primer trimestre se desplomaron un 54,47%) en los concesionarios españoles. Según los datos presentados ayer por la asociación, el sector perderá cerca de 7.250 empleos directos y indirectos durante este año, lo que supone un recorte de aproximadamente el 25% de su plantilla actual.

Juan Carlos Andrés, el presidente de Anesdor, apuntó la fuerte caída de las ventas, ocasionada por la crisis, y la inercia del Gobierno como principales causas del difícil momento de los concesionarios de dos ruedas, que pueden perder más de mitad de sus agentes hasta el 2010, si no se toman medidas urgentes para paliar la situación.

Los representantes de los concesionarios y Anesdor han pedido al ejecutivo que empiece a intervenir para evitar el peor de los escenarios, proponiendo que se suprima de forma temporal el Impuesto de Matriculación para las motos, además de insistir en la importancia de aprobar un plan de achatarramiento de vehículos, similar al implementado en Italia, que atribuye hasta 500 euros de ayudas directas en la compra de una moto nueva.

'La situación es dramática', dijo el presidente de Anesdor, subrayando que los concesionarios, casi todos pymes, tienen en 'stock' más de 80.000 vehículos, con un coste medio por unidad de 3.000 euros, lo que les obliga a mantener créditos por un importe de 240 millones de euros.

ERE en el horizonte

Pese a que los efectos de la fuerte crisis que está machacando el sector de dos ruedas en España sean más obvios en los concesionarios, eso no significa que los fabricantes no lo estén pasando mal. Según el presidente de Anesdor, las multinacionales presentes en España (Suzuki, Honda, Yamaha y Derbi, del grupo Piaggio) están reduciendo en larga escala su producción.

'En todas las plantas se están adoptando medidas de flexibilización de producción', admitió Juan Carlos Andrés, que ha avanzado que Suzuki España, empresa en la que ocupa el cargo de director general, está negociando un ERE para después del verano.

El tono critico del presidente de Anesdor cuanto al Gobierno español se extiende también a su actitud respecto a los productores. 'Si la situación no cambiar, lo más probable es que estas multinacionales abandonen el país', añadió.