Bolsa de Nueva York

El Libro Beige da alas a Wall Street pese a las dudas sobre las cuentas empresariales

Los datos poco alentadores relativos a la economía de EE UU difundidos hoy por el Departamento de Trabajo no frenaron el optimismo con el que desde primera hora amanecían los inversores. Ni los cautelosos pronósticos de Intel ni el descenso de los precios de consumo en Estados Unidos impidieron a la Bolsa de Nueva York apuntarse una subida del 1,38% tras conocer que la Fed vislumbra signos de que se aminora el deterioro económico.

La bolsa neoyorquina se decantó hoy por la volatilidad, con pequeños vaivenes que tornaban los principales índices bursátiles en positivos y negativos a medida que los inversores analizaban datos económicos, que en algunos casos fueron más desfavorables de lo previsto. En concreto, al cierre de la sesión el Dow Jones se apuntaba unas ganancias del 1,38%, mientras que el mercado Nasdaq sumaba un 0,07% y el selectivo S&P 500 se anotó un 1,25%.

La publicación del índice de Precios al Consumo (IPC), que en EE UU bajó un 0,1% en marzo lastró el cierto optimismo inicial. Este dato se sumaba la producción industrial, que descendió un 1,5% el mes pasado, un retroceso similar al de febrero pero superior a lo que esperaban los expertos.

Pero la publicación del libro Beige por parte de la Reserva Federal aportó un poco de luz a la jornada. Y es que, aunque la economía estadounidense continuó debilitándose en marzo y principios de abril, la contracción fue menor que en meses anteriores, lo que permitió hacer algunas lecturas positivas y augurar que la recesión está cerca de su fin.

DOW JONES 29.196,04 -0,52%

Microsoft, con una pérdida del 2,44% fue la entidad que registraba mayor descenso entre las 30 compañías del Dow Jones, seguida de Intel, cuyas acciones se depreciaban un 2,69%, tras anunciar el martes con el mercado ya cerrado que obtuvo un beneficio neto de 647 millones de dólares en el primer trimestre, un 55% menos que en el mismo periodo del año pasado. Por su parte, Google subió un 2,87% a la espera de que el jueves al cierre presente sus cuentas trimestrales. Los analistas creen que podría presentar su primera caída de beneficios de la historia.

La cara amable de la jornada la mostraron las entidades fianacieras American Express, que subió un 11,83% y JP Morgan, que a la espera de presentar mañana los resultados del primer trimestre, creció hoy un 6,06%.

En el mercado de materias primas, el barril de Texas, de referencia en EE UU, cayó un 0,32% hasta los 49,25 dólares, después de constatar el mercado que las reservas subieron en Estados Unidos más de lo esperado y de rebajar la OPEP sus previsiones de demanda para este año.