Distribución

Disbesa compra una distribuidora de bebidas

El grupo catalán Disbesa, uno de los principales distribuidores en el canal de restauración de marcas como Font Vella o Danone, se ha hecho con la alicantina Hijos de Francisco Penalva por seis millones de euros. Esta compañía, que cuenta con centros de distribución en las ciudades Alicante y Benidorm, registró el pasado ejercicio unas ventas de 14 millones, según informó ayer Disbesa.

La empresa alicantina, que distribuye las marcas Evian, los zumos Granini o las marcas de licores del grupo Pernord Ricard, tiene una plantilla de 70 personas. Por su parte, Disbesa, dispone de oficinas en Sant Joan Despí (Barcelona) y Torroella de Montgrí (Girona), desde donde distribuye más 4.000 referencias de productos que incluyen cervezas, aguas, refrescos, zumos, vinos, licores, cavas, café y artículos de limpieza.

El grupo catalán emplea a 1.300 trabajadores en 34 almacenes de distribución y plataformas logísticas distribuidas por toda España y cuenta con cerca de 85.000 clientes en el país, principalmente en hostelería. Las ventas de Disbesa en 2008 alcanzaron los 300 millones.