Automoción

Sebastián viaja hoy a Alemania para traer el Q3 a Seat

Los trabajadores de Seat confían en que la visita que el ministro de Industria, Miguel Sebastián, realiza hoy a la dirección del grupo Volkswagen en Wolfsburg (Alemania), sea decisiva para llevar la producción del nuevo Audi Q3 a la planta de Martorell. El presidente del comité de empresa, Matías Carnero, cree que el encuentro permitirá 'allanar el camino' para lograr su adjudicación. Carnero, que forma parte de la comitiva del viaje, al que también acude el consejero de Innovación, Universidades y Empresas catalán, Josep Huguet, cree que la presencia de ambas administraciones en la central del grupo alemán puede ayudar a aumentar las opciones de la fábrica catalana.

La adjudicación del Q3 a la factoría de Martorell (Barcelona) no sólo contribuiría a salvar el excedente de 1.500 empleos que argumenta la dirección, sino que desbloquearía la concesión de ayudas por parte del Ministerio, que no incluyó a Seat en los 800 millones de ayudas del Plan de Competitividad de Automoción a la espera de que la matriz alemana desvele dónde se producirá el vehículo.

En este sentido, el director general de Industria, Jesús Candil, advirtió recientemente que si la planta de Seat no se hace con la producción del nuevo todoterreno de Audi, el Gobierno retirará una parte de las ayudas estatales concedidas a la compañía.

Por su parte, la consejera de Trabajo de la Generalitat, Mar Serna, reconoció que la Generalitat pensaba que la adjudicación del Audi Q3 a la fábrica de Martorell sería una realidad tras el referéndum interno del 18 de marzo, en el que la plantilla aceptó la congelación salarial durante un año para optar a la producción del modelo.