Comparecencia
El gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordoñez
El gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordoñez

El superávit de la Seguridad Social podría desaparecer pronto, según el Banco de España

En una comparecencia ante la Comisión no permanente del Pacto de Toledo, el gobernador del Banco de España, Miguel Angel Fernández Ordoñez, advirtió de que esta estrategia tiene que tener en cuenta que el alza del déficit público "no puede ser ilimitado en la situación actual con el fin de evitar que se genere un fuerte aumento de la deuda pública". La razón que dio es que conllevaría una "carga excesiva sobre las generaciones futuras".

"El superávit (de la Seguridad Social) podría desaparecer en breve", dijo Fernández Ordóñez en la Comisión no permanente del Pacto de Toledo en el Congreso de los Diputados. España obtuvo un superávit de la Seguridad Social del 1,31 por ciento del Producto Interior Bruto en 2008.

El gobernador del Banco de España, Miguel Angel Fernández Ordoñez, dijo hoy que la estrategia para mantener la sostenibilidad del sistema público de pensiones pasa por unas finanzas saneadas, por reformas estructurales en la economía y del propio sistema de protección.

Ordoñez comenzó su intervención recordando que el sistema de pensiones y su reforma no entra dentro de las competencias que tiene atribuidas el Banco de España.

Según explicó, la definición de las reformas concretas del sistema de pensiones es una cuestión "eminentemente política".

Tipos de interés

Asimismo, el gobernador del Banco de España aseguró hoy que aún hay posibilidad de bajar más los tipos de interés en la eurozona y que, dada la situación actual, es incluso "algo lógico". El pasado 2 de abril el Banco Central Europeo (BCE) redujo en 25 puntos básicos el tipo de interés, hasta el 1,25%, y aplazó a mayo la adopción de nuevas medidas "no convencionales".

Al respecto, Fernández Ordóñez subrayó precisamente que "sobre todo" hay posibilidad de utilizar medidas no convencionales y que éstas se discutirán en el próximo consejo del BCE.

Una de las medidas no convencionales que ya ha adoptado el organismo es la concesión a los bancos de toda la liquidez necesitada a un tipo de interés fijo.