Crisis financiera

La OPEP cree que los precios del petróleo bajarán debido a la caída del consumo

La OPEP prevé en los próximos meses una presión a la baja sobre los precios del crudo debido a la fuerte caída del consumo mundial de petróleo, provocada por la crisis de la economía en todo el planeta.

En sintonía con la Agencia Internacional de la Energía (AIE) y el Departamento de Energía de Estados Unidos, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) revisó hoy fuertemente a la baja sus cálculos sobre la demanda petrolera.

En el informe mensual de esta organización, cuyos doce miembros controlan cerca del 40% de la producción mundial de crudo, se cifra en una media de 84,18 millones de barriles diarios (mbd) el consumo petrolero del mundo en 2009, 1,37 mbd menos que en 2008.

Esta reducción supera en 360.000 bd a la calculada hace tan sólo un mes y es atribuida a la expectativa general de deterioro de las economías, con el consiguiente empeoramiento de los mercados laborales, especialmente en los países industrializados, así como en América Latina y gran parte de Asia.

"La demanda petrolera está sufriendo cada vez más por la recesión económica. Los datos recientes sobre la economía mundial revelan un retraso de la recuperación hasta 2010", recoge el informe.

En 2008 también hubo reajuste

Ya en el último trimestre de 2008, el consumo energético fue menor de lo esperado, lo que llevó a la OPEP a reajustar también a la baja sus cálculos de la demanda del pasado año, dejándola en una media de 85,55 mbd (cuando hace un mes la calculaba en 85,62 mbd), con una retracción anual de 350.000 bd.

De esa forma se suman dos años consecutivos de caída de la demanda petrolera, lo que resulta en un creciente exceso de la oferta, reflejado en abundantes reservas almacenadas de crudo en las principales naciones consumidoras, a un nivel no visto desde 1993.

No obstante, los datos publicados hoy por la OPEP son menos pesimistas que los difundidos el viernes pasado por la AIE, que ve caer la demanda petrolera en 2,4 mbd este año, y casi coinciden con los cálculos del DOE (reducción de la demanda en 1,35 mbd).

Los datos de la AIE, la agencia defensora de los intereses energéticos de los países más ricos, empujaron a la baja las cotizaciones del crudo los dos últimos días: el Petróleo Intermedio de Texas (WTI) se abarató un 5,4%, hasta quedar en 49,41 dólares por barril, mientras que el Brent cayó un 3,8%, hasta los 51,96 dólares.

También retrocedió, en un 2,2%, la cotización del barril referencial de la OPEP, al situarse ayer en los 51,07 dólares. La organización petrolera sí reconoce la aparición de "unos pocos desarrollos prometedores" que han inyectado optimismo en los mercados, como señales de una recuperación del sector inmobiliario en EEUU y sobre todo las decisiones adoptadas a principios de abril por la cumbre del G20 en Londres.