Tendencias

¿Dónde están los papeles para las actrices maduras?

Un estudio destapa las dificuldades por las que pasan las mujeres en la representación tras los 40.

Atención! Si tienes más de 40 años y eres actriz, tu carrera puede estar a punto de terminar. El alarmismo es exagerado pero los datos no engañan: según el estudio Edad, Género y Empleo en Interpretación en Europa de la Federación Internacional de Actores (FIA), las oportunidades de empleo para actrices se van esfumando después de sobrepasar la barrera de los 40.

La conclusión del informe es una: en general, los hombres tienen carreras más largas como intérpretes que las mujeres. La encuesta, realizada junto a 2.000 actores, concluye que las carreras de las actrices duran entre 11 y 15 años, mientras los actores logran trabajar entre 16 y 20 años.

Las actrices mayores 'trabajan menos' y 'ganan menos' que los actores y las mujeres de menor edad. Si las mujeres con menos de 30 años constituyen dos tercios de los intérpretes, el porcentaje es el inverso en mujeres con más de 50 años (sólo un 11,5% de las encuestadas tenían más de 30 años).

Además, el informe desvela que, pese a los esfuerzos de los gobiernos para acabar con los estereotipos y promover la igualdad de oportunidades en el mercado de trabajo, un 61% de las actrices sienten que no tienen muchas opciones a la hora de eligir sus papeles, comparativamente al 39% de los hombres. 'Mientras que para los intérpretes masculinos, el envejecimiento es a menudo una ventaja, las actrices se quedan consternadas por ver como los papeles que les llegan disminuyen en cantidad y calidad con la edad'. La indignación de Liv Ullmann, actriz, escritora y cineasta noruega de 70 años y musa de Ingmar Bergman va más allá: 'Es atroz ver como, cuando logran actuar, ganan mucho menos que sus colegas actores'.

Ni una de las actrices más respetadas de su época, nominada dos veces a los Oscars y un icono feminista y cultural en los años 70, pudo superar el reto de la edad. Como ella, otras tantas. Glenn Close lamentó recientemente los pocos papeles disponibles en Hollywood para actrices mayores de 40 años, como ya lo habían hecho Anne Archer, protagonista de Atracción Fatal, Jane Fonda, Helena Bonham Carter o Sharon Stone, ahora muy lejos de su papel de femme fatale en Instinto Básico.

Los papeles desafiantes empiezan a escasear a la medida que la edad va avanzando, admitió la irlandesa Kathleen Barrington en la presentación del informe de FIA. 'La industria deja de ver a las actrices como sexy a los 33, 34 años, mientras los hombres siguen siendo elegidos para esos papeles hasta los 60', añadió la actriz, conocida por su papel en la exitosa serie del final de los años 70, The flame is love.

La excepción a la norma

Muchas de las actrices que participaron en la encuesta de FIA (un 46% de hombres y un 54% de mujeres) se quejaron de la escasez de papeles entre 'jóvenes mujeres y abuelas', que excluye las que ya hayan llegado a mítica cifra de los 40.

Pero la excepción confirma la regla: Julianne Moore, Kathy Bates, Michelle Pfeiffer, Geena Davis, Annette Bening, Susan Sarandon, Sigourney Weaver, Judi Dench, Emma Thompson y sobre todo Meryl Streep hacen parte del restricto grupo de actrices que lograron imponerse al tiempo y mantener su estrella en Hollywood.

De hecho Hollywood, que este año, como en otros años, ha valorado la experiencia y no la juventud (sólo una entre las 10 candidatas al Oscar de mejor actriz o mejor actriz de reparto estaba por debajo de la barrera de los 30), parece cada vez más atento al problema, buscando grandes papeles para las grandes damas del cine y premiándolas por ellos -The Queen de Helen Mirren es el mejor ejemplo-.