Aerolíneas

Iberia perdió un 23% de pasajeros entre enero y febrero de 2009, según AEA

Iberia transportó en los dos primeros meses de 2009 un total de 2,9 millones de pasajeros, lo que supone una caída del 22,9 por ciento respecto al mismo período del año anterior, según los datos difundidos hoy por la Asociación de Aerolíneas Europeas (AEA).

En enero, el volumen de pasajeros de la aerolínea española se redujo un 27,4%, hasta los 1,4 millones, y, en febrero, lo hizo en un 18,4%, hasta los 1,5 millones.

Este descenso, muy por encima del 9,8% negativo de promedio del conjunto de las 34 aerolíneas que integran la asociación, fue superado tan sólo por Icelandair, con el 26,7%; Brussels Airlines, con el 23,6%, y la aerolínea polaca LOT del 23,3%, todas ellas de un tamaño inferior al de la española, con tráficos que oscilan entre 118.000 y 587.000 pasajeros.

Prácticamente todas las compañías asociadas registraron resultados negativos entre enero y febrero de 2009, a excepción de Turkish Airlines, con un incremento del 11,3% en el volumen de pasajeros, hasta los 3,1 millones; Croatia Airlines, con un 1,1%, y Swiss, con un 0,2%.

Las principales aerolíneas europeas, Lufthansa, Air France y British Airways, sufrieron en los dos primeros meses del año descensos del 10,2%, el 8,4% y el 7,2%, respectivamente. La alemana transportó 7,2 millones de pasajeros; la francesa, 6,8 millones, y la británica, 4,5 millones.

Pese a que la mayoría de las compañías de AEA redujo su capacidad, el recorte del 4,8% de media no fue suficiente para compensar la caída del 6,2% que se produjo en la demanda, y la ocupación sufrió un retroceso de 1,1 puntos porcentuales, hasta el 71,1%.

No obstante, hubo algunas aerolíneas, como la británica BMI, que mejoró su factor de ocupación en 11,2 puntos, aunque, para ello, tuvo que recortar la capacidad casi en un tercio.

Entre las compañía con un comportamiento menos negativo destacaron, entre otras, Turkish, cuya ocupación retrocedió tan sólo 2 puntos porcentuales, pese a un incremento del 15,6% en la oferta, al igual que la portuguesa TAP, aunque, en este caso, el aumento de capacidad fue del 2,1%.