Previsiones

Bombardier despedirá a 3.000 empleados por la caída de la demanda de aviones

El fabricante canadiense Bombardier anunció hoy que despedirá 3.000 trabajadores de su unidad aeronáutica, un 10% de sus empleados, debido a la rápida caída mundial de la demanda de aviones de negocios.

La empresa canadiense, el mayor fabricante mundial de material ferroviario y el tercero de aviones, dijo que despedirá a 975 personas de la fábrica que tiene en Belfast (Irlanda del Norte), otras 900 en Montreal, 475 en Toronto, 470 en los Estados Unidos y 50 en Querétaro (México).

Estos despidos se suman a los 1.360 anunciados el 5 de febrero.

Bombardier justificó la decisión porque "la demanda de aviones de negocios se ha deteriorado rápidamente durante la segunda mitad del 2008 y se espera que permanezca débil en el futuro inmediato".

El resultado de la caída de la demanda es que la compañía calcula que venderá un 25 por ciento menos de aviones de negocios este año fiscal en comparación con el anterior.

Al mismo tiempo, la empresa dijo que las entregas de aviones comerciales aumentarán un 10 por ciento.

El fabricante publicó hoy los resultados financieros del anterior año fiscal, que terminó el 31 de enero pasado.

La empresa tuvo unos ingresos consolidados de 19.700 millones de dólares (unos 14.640 millones de euros), 2.200 millones de dólares (1.635 millones de euros) más que el año fiscal previo.

Sus ganancias sumaron 1.000 millones de dólares (743 millones de euros), frente a los 317 millones de dólares (236 millones de euros) del ejercicio anterior.