Energías alternativas

BP Solar cierra sus dos fábricas en España

BP Solar no va a continuar con sus actividades productivas en España. La filial de la multinacional energética fabricaba células y módulos para la energía solar fotovoltaica en Madrid, pero cerrará sus dos plantas en la provincia. Afectará a 480 trabajadores.

BP Solar cierra sus dos fábricas en España
BP Solar cierra sus dos fábricas en España

Se acabó. BP Solar cesa sus actividades productivas en España. La filial de la multinacional energética comunicó ayer que cierra sus dos factorías en España, la planta de fabricación de células solares fotovoltaicas en Tres Cantos y la planta de montaje de módulos en San Sebastián, ambas en Madrid.

Esta decisión supone la 'reducción de unos 480 puestos de trabajo de los 575 que tiene la filial española', 280 en Tres Cantos y otros 200 en San Sebastián de los Reyes. Como 'Madrid seguirá siendo la sede central del negocio', tal y como recalcaron ayer en la nota de la empresa, los 95 empleos restantes se conservarán para dar 'apoyo en las ventas, marketing y en otras funciones necesarias para el desarrollo del negocio'. BP Solar opera en Madrid desde hace más de 25 años y 'mantendrá allí su actividad comercial en España'.

Desde BP explicaron que el cierre viene motivado por 'las difíciles perspectivas del mercado afectado por un aumento significativo de la oferta, un descenso de la demanda y la rápida caída de los precios, todo ello agravado por el entorno económico mundial' a pesar de que en los últimos años han realizado 'esfuerzos para reducir costes de producción' y evitar estos despidos.

El 'resto de negocios del Grupo BP en España no se verán afectados por esta decisión', recalcó la filial. El mercado español es 'clave para el Grupo BP', que emplea 'a más de 1.800 personas en sus negocios' . BP ha invertido más de 350 millones de euros en una nueva unidad para proceso de petróleo y en una planta de cogeneración en Castellón.

Puertollano, inicio del repliegue

La división española de BP Solar anunció, a finales de 2007, la inversión de 100 millones de euros en la construcción de la que sería 'la mayor planta de fabricación de paneles solares de Europa'. La iniciativa suponía aumentar en 300 MW su capacidad de producción y se iba a poner en marcha a finales de este año.

Sin embargo, el contexto regulatorio y económico provocó que la empresa replanteara su estrategia de desarrollo en España y algunas fuentes del sector incluso apuntaron que la filial podría estar en venta y no encontrar comprador.

En mayo de 2008, BP Solar renunció a la subvención de 18 millones que había recibido del Gobierno de Castilla-La Mancha para la construcción de la planta de Puertollano 'por no poder cumplir los plazos establecidos'. En agosto, la compañía anunciaba que había cancelado sus planes de construcción.

En septiembre de 2008, días antes de la publicación de la actual regulación para el sector fotovoltaico, un portavoz de BP Solar admitió a Bloomberg que el grupo 'estaba sopesando si mantendría su nivel de inversiones en España'.