Caja Madrid

Aguirre se muestra dispuesta a dar marcha atrás y modificar la ley sobre Caja Madrid

El Gobierno de la Comunidad de Madrid, presidido por Esperanza Aguirre, está dispuesto a dar marcha atrás respecto a la nueva ley autonómica de cajas. El consejero de Economía, Antonio Beteta, así lo ha explicado a los periodistas después de un encuentro entre la presidenta autonómica y el líder de los socialistas madrileños, Tomás Gómez. La reunión forma parte de la ronda de contactos iniciada por el Ejecutivo regional para consensuar una postura sobre el proceso electoral de Caja Madrid.

Aguirre y Gómez
Aguirre y Gómez

Después de que ayer, el Gobierno central recurriera ante el Tribunal Constitucional la nueva normativa autonómica de cajas, por entender que vulnera el principio de proporcionalidad consagrado en la ley estatal sobre cajas de ahorros, el máximo responsable del Partido Socialista de Madrid ha pedido a Esperanza Aguirre que se retiren los artículos considerados inconstitucionales. Según Gómez, Aguirre se ha mostrado receptiva a la petición. Así lo ha reconocido también Beteta. "Se va a estudiar la propuesta genérica", explicó a los medios.

El consejero comentó que la intención del Gobierno regional es acercar postura con los socialistas porque si no los actuales directivos de Caja Madrid "se perpetuarán en el cargo". En su opinión, la sentencia del Alto Tribunal puede tardar varios años y, mientras tanto, no puede permanecer bloqueado el proceso electoral dentro de la entidad financiera.

Tomás Gómez también pidió a Aguirre que se profesionalice la gestión de Caja Madrid porque sus órganos de gobierno "no puede convertirse en un cementerio de políticos jubilados del PP". También le recordó que los actuales problemas que vive la institución de crédito se deben a las guerras internas dentro del Partido Popular en Madrid.