Destrucción de empleo

Trident cierra su fábrica en Barcelona y despide a 170 trabajadores

La dirección de la multinacional Cadbury España informó hoy al comité de empresa en Barcelona del cierre de su planta de chicles Trident, lo que supone el despido de los 170 empleados que trabajan en la factoría, informó hoy la empresa.

La compañía explicó a Europa Press que transferirá la producción de la planta catalana a otras instalaciones del grupo en Europa, principalmente a Polonia, aunque también a Francia y Rusia.

En Barcelona, se quedarán cerca de un centenar de trabajadores pertenecientes a la estructura comercial, financiera y de marketing de la multinacional, así como el centro de toma de decisiones en España.

Cadbury comunicó a la plantilla su intención de iniciar próximamente "un proceso de diálogo" con la representación de la plantilla para buscar una solución adecuada al momento actual y que "minimice el impacto" de esta medida.

La empresa cuenta también en España con factorías en Madrid, Valladolid y Ateca (Zaragoza). A nivel internacional, Cadbury distribuye sus productos en 200 países y cuenta con 50.000 empleados.