Mercados

Las Bolsas ajustan cuentas tras el rebote

El Ibex baja el viernes un 1,84%, pero aún acumula una subida de más del 16% desde los mínimos de marzo.

La cita se prestaba para ello. Viernes, un día tradicional para los inversores para recoger los beneficios generados, trece jornadas consecutivas de subidas -el periodo más largo de la historia del Ibex- y una ganancia acumulada del 18,56%. Y no falló. Las Bolsas aprovecharon el cierre de la semana para tomarse un respiro después de su frenética remontada, aunque con pérdidas que se pueden calificar en cualquier caso de moderadas.

El Ibex 35 se dejó un 1,84%, lo que desluce un saldo semanal positivo del 2,82%. En Europa, los recortes oscilaron entre el 0,67% del mercado londinense y el 1,78% del parisino. Wall Street también se despidió en números rojos: el Dow Jones bajó un 1,87%, el Standard & Poor's un 2,03% y el Nasdaq, un 2,63%.

Hasta el viernes, la euforia había regresado a los mercados de renta variable, gracias a la fortaleza del sector financiero, que se ha resarcido en parte del fuerte castigo de los últimos meses, y al mayor optimismo en torno a que la crisis pueda haber tocado fondo.

Con la inercia del empuje de hace dos semanas en la recámara, la presentación del plan de recompra de activos tóxicos a la banca de EE UU, junto a las buenas perspectivas para este año de algunas de las entidades más afectadas por las turbulencias, como Deutsche Bank y Credit Suisse, y algunos datos más alentadores en el plano macroeconómico han conseguido impulsar los principales índices bursátiles lejos de los mínimos y romper, aunque de manera momentánea, algunas importantes resistencias durante la semana. En el caso del Ibex 35 los 8.000 puntos y en el del S&P, los 800. El viernes, sin embargo el mal de alturas precipitó a ambos hasta los 7.927,6 puntos y 815,94 puntos, respectivamente.

Aunque los expertos aún muestran cierta cautela sobre la consistencia del reciente rebote, una postura justificada por los continuos baches que han sufrido las Bolsas en los últimos dos años, es cierto que comienza a extenderse la sensación de que el cambio de tendencia podría estar ahora más cerca.

'Los niveles a superar para poder empezar a hablar de un cambio de tendencia están más cerca que hace unos meses. Si se rompen los 8.700 puntos y los datos macroeconómicos acompañan sería muy positivo. Y si la Bolsa se queda unos meses en un rango lateral de 1.000 puntos sería síntoma de estabilización', señala Oscar Germade, de Cortal Consors.

Aun así, consideran que el punto de inflexión lo marcarán los resultados trimestrales que comenzarán a conocerse el próximo mes de abril. Alberto Roldán, de Inverseguros, afirma que 'el Ibex en 8.100 está perfectamente valorado. La única vía ahora para ver un Ibex más alcista es que los resultados empresariales sean mejores de lo esperado. De esta forma se relajarán las primas de riesgo'. Añade que lo positivo que la oleada de optimismo que ha invadido los mercados los últimos días es que 'se ha tocado fondo o, por lo menos, el índice ha encontrado un nivel de seguridad, que serían los mínimos de noviembre'. Y será el sector bancario el que inaugure la temporada con Banesto que presenta sus cuentas el 16 de abril.

No obstante, algunos analistas técnicos insisten en que la situación actual es crucial y advierten de que el próximo movimiento bursátil será muy brusco, ya se trate de una corrección bajista o de un nuevo giro de las cotizaciones al alza.

Reunión del G-20

Los expertos confían en que la próxima reunión del G-20, que se celebrará el 2 de abril en Londres, suponga un nuevo revulsivo para las Bolsas. 'Esperamos noticias importantes en torno a los mercados financieros, encaminadas a lograr una mayor transparencia. Con ello, la operativa por ejemplo de los hedge funds estará más controlada, en lo que se refiere a posiciones cortas o préstamos', explica Milagros Puelles, de Mercagentes.

Por sectores, esta analista asegura que, cuando la Bolsa cambie por fin de rumbo y se impongan las ganancias, los motores de las subidas serán el financiero y las utilities.

La escalada de marzo, de momento, ha estado liderada por los bancos. El índice Euro Stoxx que integra a las principales entidades financieras europeas se ha revalorizado, por ejemplo, desde el pasado día 10 de marzo un 42,68%. Con esta espectacular mejora, este índice ha logrado mitigar en buena medida las pérdidas que llevaba acumuladas en el año hasta un 14,73%.

La opinión de los expertos

Oscar Germade. Cortal Consors: 'Está por ver si algunos resultados están descontados. Sí ha habido una desaceleración de revisiones a la baja de estimaciones'

Milagros Puelles. Mercagentes: 'La Bolsa no tocará mínimos salvo que haya noticias negativas en el sector financiero. Si rompe los 8.105, puede subir más'

Javier Barrio. BPI: 'El rebote es un rally en mercado bajista, pero no ha cambiado nada. Hay datos económicos que son muy preocupantes'