Telefonía móvil

Las 'telecos' tachan de 'falsos' los datos de la CE sobre el sector

España discrepa con las acusaciones de Bruselas sobre la falta de competencia en el mercado de telefonía móvil.

El Gobierno español y las compañías telefónicas reaccionaron ayer con indignación ante el informe de la Comisión Europea sobre el sector, que describe el mercado español como el más caro de la UE para la telefonía móvil y como uno de los más retrasados en introducción de la banda ancha.

Fuentes gubernamentales señalaron que el informe presentado ayer por la comisaria europea de Sociedad de la Información, Viviane Reding, 'no refleja las características del mercado de servicios móviles en España' porque ha utilizado una metodología basada en la cesta de consumo de un usuario medio'. Las mismas fuentes recordaron a Bruselas que 'el coste por minuto sería un dato más fiable' y con ese baremo, España (con 0,17 céntimos por minuto) está en torno a la media comunitaria.

La reacción fue mucho menos diplomática en el seno de la industria. Jesús Banegas, presidente de Aetic (Asociación de empresas de Electrónica, Tecnologías de la Información y Telecomunicaciones de España), una organización a la que pertenecen, entre otras compañías, Telefónica, Vodafone u Orange afirmó a CincoDías que la comisaria Reding basa sus acusaciones de falta de competencia 'en datos falsos'.

Reding, durante la presentación del informe en rueda de prensa, señaló que 'estas 360 páginas están hechas en estrecha colaboración con los reguladores nacionales, que son los que han aportado buena parte de las estadísticas'. Y aseguró que 'en España, no siempre parece entenderse que la competencia redunda en beneficio de la inversión y de los consumidores.

'En el sector estamos indignados con el comportamiento de esta comisaria', señaló Banegas en conversación telefónica.

El presidente de la Aetic aseguró que 'España es uno de los mercados más competitivos de Europa, como indica el índice de portabilidad de número cuando un cliente cambia de compañía y los precios por minuto, y en banda ancha a través del móvil somos líderes absolutos en la UE'.

Fuentes gubernamentales añadieron que la comisaria Viviane Reding parece olvidar 'que en España compiten los principales operadores europeos (Vodafone, Telefónica y Orange), que ha entrado un cuarto operador de red y existen los operadores virtuales'.

Las mismas fuentes acusaron a Bruselas de ignorar que las compañías en España no sólo compiten en precios sino también 'en la subvención de terminales'. La industria asegura que esa característica de regalar el aparato a los usuarios cuesta al sector en España casi 1.000 millones de euros anuales.

La comisaria, ajena aparentemente a la tormenta desatada en España, prefería resaltar en Bruselas los enormes beneficios que está obteniendo el sector a pesar de la crisis. 'Y la razón es sencilla', explicó, 'ahora los consumidores se lo piensan dos o tres veces antes de comprarse un coche, pero siguen utilizando, incluso más, los medios para comunicarse'.