Entidades

Deutsche Bank y Credit Suisse se unen al grupo de bancos que comienza bien el año

Parece que volver a la rentabilidad se está poniendo de moda entre los bancos. Y es que tras Citi, Bank of America, RBS o JPMorgan, le ha tocado el turno a Deutsche Bank y Credit Suisse. Ambas entidades han señalado hoy que han vivido un buen comienzo de año.

Citi, Bank of America, Royal Bank of Scotland, Barclays, JPMorgan y ahora Deutsche Bank y Credit Suisse. Los bancos parecen haberse puesto de acuerdo para inyectar optimismo a un sector que ha sido víctima de un duro castigo durante los últimos meses.

Deutsche Bank ha afirmado que prevé regresar a la rentabilidad en el presente ejercicio, tras haber registrado "un buen inicio de 2009". "Hemos tenido un buen inicio de 2009 (...) Estamos convencidos de que Deutsche Bank está bien posicionado para emerger más fuerte de esta crisis", afirmó el presidente del consejo ejecutivo de la entidad, Josef Ackermann, en una carta remitida a los accionistas del banco en la que señala que "Deutsche Bank espera volver a la rentabilidad en 2009".

No obstante, Ackermann reconoció que el sector financiero continuará enfrentándose este año a "considerables desafíos", ya que la recesión económica afecta a todos los segmentos de clientes de la entidad, al mismo tiempo que los mercados financieros siguen bajo una significativa presión, aunque el máximo ejecutivo de la entidad alemana subrayó que "en este momento no aprecia la necesidad de que el banco necesite captar capital de fuentes externas".

"Es muy probable que en 2009 persistan las muy difíciles condiciones para el sector bancario y los ingresos se verán afectados por la caída de la demanda de los clientes como consecuencia de la ralentización de la actividad económica, aunque es previsible que en 2010 se produzca un cierto grado de recuperación en el sector", dijo Ackermann.

De este modo, el banquero alemán advierte de que la economía mundial está sufriendo su mayor caída desde el final de la Segunda Guerra Mundial y pronosticó que Alemania podría registrar una contracción del 3,5% por el desplome de la demanda, aunque espera una ligera recuperación en 2010, cuando la actividad económica de la 'locomotora' europea podría crecer alrededor de un 1%.

Deutsche Bank informó el pasado mes de febrero de que registró pérdidas de 3.896 millones de euros en 2008, frente al beneficio neto de 6.510 millones del ejercicio precedente. El mayor banco de Alemania alcanzó una cifra de negocio en 2008 de 13.490 millones de euros, un 56,1% menos, tras asumir 1.076 millones en pérdidas crediticias, un 76% más respecto al año anterior.

En el cuarto trimestre, la entidad presidida por Josef Ackermann registró pérdidas récord de 4.814 millones de euros, frente al beneficio neto de 969 millones del mismo periodo del año anterior.

De este modo, la entidad alemana indicó hoy que el máximo ejecutivo del banco percibió una retribución de 1,39 millones de euros en 2008, lo que representa un 90% menos que en el ejercicio anterior, cuando Ackermann cobró 13,98 millones de euros.

Por su parte, Credit Suisse ha afirmado que la segunda mayor entidad helvética tuvo un "fuerte" arranque de 2009. "Pese a que la incertidumbre del entorno actual dificulta predecir el desarrollo de nuestro negocio para el conjunto del ejercicio, Credit Suisse ha tenido un fuerte arranque de 2009", indican el consejero delegado de la entidad, Brady W. Dougan, y el presidente del consejo, Walter B. Kielholz, en el informe anual del banco.

Asimismo, la cúpula directiva de Credit Suisse considera que la entidad ha logrado posicionarse para resistir mejor a las tendencias negativas del mercado y para sacar provecho de las oportunidades que la actual coyuntura presenta para las entidades bien capitalizadas y flexibles.

A este respecto, Credit Suisse solicitará autorización a sus accionistas para ampliar capital en 100 millones de acciones, unos 4 millones de francos suizos (2,6 millones de euros) para la financiación de posibles adquisiciones y extender la disponibilidad de estos fondos hasta el 24 de abril de 2011.

En la jornada de hoy, las acciones de Deutsche Bank han sumado un 4,5%, mientras que los títulos de Credit Suisse se han dejado un 3,65%.