_
_
_
_
_
Crisis financiera

Ana P. Botín niega que la banca haya "cerrado el grifo"

La presidenta de Banesto, Ana Patricia Botín, negó hoy que la banca haya "cerrado el grifo" como consecuencia de la crisis económica, aunque admitió que "sí se ha ralentizado" el crecimiento del crédito, algo que calificó de "sano". Además, advirtió de que los bancos serán "prudentes" y "sólo los proyectos sólidos conseguirán financiación", para evitar la morosidad.

Botín, que pronunció hoy una conferencia en el Forum Deusto, en Bilbao, bajo el título "España ante la actual situación económica y financiera: soluciones para tiempos difíciles", afirmó ante los asistentes al acto que "la banca sigue prestando". "No se ha cerrado el grifo, como se dice en algunas ocasiones. Es verdad que sí se ha ralentizado el crecimiento del crédito, algo lógico y sano", afirmó.

La responsable de la entidad financiera reiteró que "eso de que la banca no presta, no es así", sino que existe "una menor demanda de crédito".

Durante su intervención, defendió que "la fuente de esa desaceleración" ha sido el mercado inmobiliario, ya que el crédito a las empresas del sector "había llegado a crecer a tasas de más del 40 por ciento", por lo que el "ajuste" no ha sido "gradual", sino "brusco", y que situó el nivel de crecimiento de los créditos, en la actualidad, "en tasas de crecimiento de cero". "Sin embargo, el crédito al resto de las empresas creció a finales de 2008 a tasas del 10 por ciento", pese a un alza del PIB del 1 por ciento.

"Sin duda, vamos a ver una desacaleración mayor en este crecimiento, especialmente por la menor demanda en la inversión en una economía que crece menos, pero la financiación sí está disponible para los buenos proyectos", manifestó.

Crisis y sistema español

La dirigente del Banesto se mostró convencida de que la actual es "la primera crisis global", porque en anteriores situaciones difíciles de carácter local, "el rescate venía de otras parte del mundo" mientras, ahora "todas las economías se han desacelerado".

"Es -explicó- una crisis realmente distinta, más seria y que necesita de una enorme colaboración en temas fiscales y monetarios, porque si uno hace algo y el de al lado no lo hace, el riesgo es el proteccionismo, que es lo que nos preocupa a todos".

Botín se refirió al sector financiero español que, durante 2008, ha sido de los pocos del ámbito internacional "que no ha necesitado ser recapitalizado". "Hemos logrado mantenernos, en medio de una crisis global en la que casi todos los países han necesitado ayudas públicas de capital en sus bancos", afirmó.

Este hecho es consecuencia, según afirmó, de la presencia de un "regulador mucho más exigente que obligó, en las épocas buenas, a guardar y hacer provisiones" y del modelo de "banca tradicional" del país. "Verle la cara al cliente, a quién le prestas, es muy importante. No es un mercado desintermediado en el que al que presta le da igual que le devuelvas el dinero, como es el caso de EE.UU., porque al final lo coloca", explicó.

Según sus palabras, el "nivel de capital" de las entidades financieras españolas es "de los mejores de Europa y del mundo", con una "eficiencia muy importante en época de desaceleración".

Para Botín, en el resto del mundo, la concesión de ayudas al sector financiero ponen "en desventaja" a la banca española. "Hay bancos que lo han hecho mucho peor que los españoles, que están recibiendo ayudas y se financian en esos mercados internacionales mucho más barato que nosotros. Hay que conseguir que la competencia siga siendo justa para todos", apuntó.

Nuevo modelo

La presidenta de Banesto aseguró que "estamos ante un nuevo modelo" regido por "otras reglas de juego" que "cambian en este entorno". "Hay que anticiparse y ser flexibles", dijo.

En el caso de la banca, pronosticó un "menor crecimiento" en sus beneficios, "por el desapalancamiento". "El modelo de relación con el cliente es el que está saliendo vencedor de esta crisis. Es decir, que aunque el sector vaya a menos, no necesariamente todas las instituciones perderán", manifestó.

En su opinión, la banca alternativa, "basada en más riesgo" irá "a menos", mientras la "universal, centrada en las relaciones con el cliente" adquirirá "más valor". "Los bancos empezarán a parecerse al sector del automóvil y otros más prudentes. Volverá la prudencia en la concesión del crédito", agregó.

Entre los cambios a los que se deberán enfrentar los bancos destacará la menor demanda de créditos de familias y empresas, y a mayores ratios de morosidad, que les harán actuar "con prudencia". "Sólo los buenos proyectos sólidos consiguen financiación", advirtió.

El futuro del sector financiero español obligará a un sector "más eficiente", con una reducción de costes. "Vamos a seguir siendo de los sistemas más eficaes, más estables y solventes de Europa", agregó.

Situación económica

Ana Patrica Botín aseguró que el "ajuste" del sistema económico español era "bastante predecible", si bien, "la severidad" de la situación "ha sorprendido a todos", así como "el tiempo que estamos tardando en salir".

Sin embargo, dijo haber constatado "algún" síntoma de recuperación en los primeros meses del año. "Creo que hay algunas señales positivas, por ejemplo, el precio de las naftas o el del hierro, que hace pensar que se ha empezado a recuperar", dijo.

Aunque admitió que ambos elementos "están muy abajo en la pirámide", deseó que "esto sea el principio de más buenas noticias en los próximos meses". "Es el momento de remangarse, es el momento de la 'micro', hay grandes oportunidades, va a haberlas, va a haber más y vamos a tener capacidad para salir, y salir reforzados", concluyó.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Archivado En

_
_