Crisis financiera

La Obra Social de CCM recorta a la mitad su presupuesto para 2009

Caja Castilla-La Mancha (CCM) dispondrá este año de 15,6 millones de euros para su Obra Social, la mitad del presupuesto de 2008, debido a la reducción de beneficios de la entidad, y que se notará, sobre todo, en la organización de un menor número de exposiciones.

No obstante, el director de la Obra Social y Cultural de CCM, Martín Molina, dijo que esta reducción del presupuesto, que fue aprobado en la asamblea general del pasado mes de diciembre, apenas está incidiendo en la actividad de 2009.

Así, aunque se han reducido el número de exposiciones, Martín Molina, recordó que CCM colabora en la recién inaugurada sobre el Greco o la de la Guerra de la Independencia, ambas en Toledo. Según Molina, no habrá "ninguna merma" en la convocatoria de las ayudas sociales que están dirigidas a los colectivos que más lo necesitan como discapacitados, inmigrantes, o los dedicados a la prevención y tratamiento de enfermedades.

El recorte presupuestario se va a suplir, dijo Martín Molina, con la experiencia del equipo de la Obra Social, el conocimiento de las necesidades básicas y la selección de prioridades, más orientadas a lo social que a lo cultural.

La posible fusión "no tendrá incidencia" en la Obra Social

Todo ello está permitiendo, transcurridos los primeros meses del año, que el público no esté notando ese recorte y que supone su reconocimiento. Preguntado por el convenio firmado recientemente entre La Caixa y el Gobierno Regional por el que la entidad catalana destinará más de nueve millones de euros de su Obra Social en Castilla-La Mancha, Martín Molina indicó que le parece "muy positivo". Recordó en este sentido que las cajas tienen como elemento diferenciador que parte de sus beneficios han de revertirlos en la sociedad y La Caixa tiene presencia en el territorio de la región.

Considera también que la posible fusión de CCM con Unicaja "no va a tener ninguna incidencia" en la Obra Social de la entidad castellano-manchega, porque, las cajas distribuyen el presupuesto de su Obra Social y Cultural en función de las aportaciones de los clientes y las instituciones.