Sector automovilístico

Jaguar prevé vender un 19% en España este año pero ganar cuota de mercado

El fabricante británico de automóviles de lujo Jaguar se ha fijado como objetivo comercializar en 2009 en el mercado español un total de 1.500 vehículos, lo que supondrá un descenso del 19% respecto a 2008, pero permitirá a la firma ganar cuota de penetración, ya que las matriculaciones bajaran en torno a un 25%.

Así lo aseguró, en declaraciones a Europa Press, el presidente y consejero delegado de Jaguar y Land Rover en España, Jesús Alonso, durante la presentación de los nuevos modelos XK y XF de la marca del felino en Niza (Francia).

Alonso recordó que las matriculaciones de Jaguar en España alcanzaron 1.850 unidades en 2008, cifra inferior en un 10% aproximadamente a la contabilizada en el ejercicio precedente.

Las ventas mundiales de Jaguar superaron el pasado año las 65.000 unidades, lo que supuso un crecimiento del 8% en comparación con 2008, con incrementos del 50% en Rusia, del 35% en Oriente Medio, del 25% en China y del 60% en Portugal.

Por lo que respecta a Land Rover, el objetivo de ventas para este año es de 4.500 unidades, un 16,6% menos que en 2008, cuando la marca de todoterrenos entregó 5.400 unidades y sufrió un retroceso del 45,5%, como consecuencia del deterioro del mercado de todoterrenos.

Jesús Alonso espera que las matriculaciones de este tipo de vehículos "toquen fondo" este año, ya que en 2008 se produjeron caídas muy significativas.

Jaguar presentó en Niza las novedades de sus modelos XF y XK, entre las que destacan las nuevas motorizaciones que permiten aumentar la potencia y el par motor a bajas revoluciones, todo ello con un consumo más ajustado y una disminución de las emisiones de CO2.

Asi, el deportivo XK y la berlina XF incorporan el motor de gasolina 5.0 V8 que puede desarrollar 385 o 510 caballos de potencia en sus dos versiones, todo ello con unas emisiones de dióxido de carbono que se sitúan por debajo de los 300 gramos por kilómetro.

Ademas, la berlina XF amplía su gama con el propulsor diesel 3.0 V6, que desarrolla una potencia máxima de 275 caballos y que limita las emisiones de CO2 a 179 gramos por kilómetro, lo que le sitúa como un referente entre sus competidores.

En la gama XF, los precios de los nuevos modelos oscilan entre los 54.990 euros del acabado Luxury con motor 3.0 V6 diesel y los 98.900 euros del 5.0 V8 de 510 caballos. Por su parte, el precio de los XK oscila entre 98.300 y 123.700 euros.