_
_
_
_
_
Medida

Obama ordena al Tesoro que evite por medios legales el pago de 'bonus' a directivos de AIG

Barack Obama rehusa de plano premiar la incompetencia. El presidente de EE UU dio ayer instrucciones para que se impida el pago de 165 millones de dólares en bonus (127 millones de euros) a los directivos de AIG Financial Products, la división responsable de la debacle de la mayor aseguradora del mundo.

'En los últimos seis meses, AIG ha recibido sustanciosas cantidades del Departamento del Tesoro', recordó ayer el mandatario. Obama dio instrucciones al secretario del Tesoro, Timothy Geithner, 'para encontrar cualquier vía legal para bloquear estos bonus y aliviar a los contribuyentes estadounidenses'.

El Gobierno de EE UU ha destinado hasta el momento 160.000 millones de dólares (123.150 millones de euros) a evitar la quiebra de AIG, por las consecuencias fatales que tendría ésta para el conjunto de la industria financiera.

Obama llegó a referirse a la multinacional como 'una corporación que se encuentra en una extrema situación financiera debido a la imprudencia y la avaricia'. Y agregó, 'bajo estas circunstancias resulta difícil de entender cómo a los intermediarios de derivados de AIG les corresponde bonus alguno .... ¿Cómo justifican este escándalo a los contribuyentes que están manteniendo la compañía a flote?'.

Miembros de la Casa Blanca descartaron que la Administración planee llevar a la aseguradora a juicio. 'Somos un Estado de Derecho. Estos bonus son contratos y el Gobierno no puede anular contratos', señaló Lawrence Summers, asesor económico del presidente a la cadena de televisión ABC.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Más información

Archivado En

_
_