Redes

El desarrollo de los móviles pasa por redes como Facebook o Tuenti

El desarrollo de la telefonía móvil abrirá oportunidades de negocio en este mercado en los próximos años, dada la actual tendencia a la innovación en productos y servicios para satisfacer la demanda de los usuarios finales y ampliar sus funciones de transmisión y recepción de llamadas o mensajes (SMS).

Los servicios de localización -con tecnologías como el GPS-, redes sociales -Facebook o Twiteer-, 'banking', gestión de viajes, telemedicina, ocio y entretenimiento a través del celular figuran entre las nuevas opciones empresariales.

Así lo sostiene el foro de expertos internacionales, Future Trends Forum (FTF), de la Fundación de la Innovación Bankinter en su última publicación que bajo el título de 'Tecnologías móviles: apertura y nuevos modelos de negocio' analiza la evolución de la telefonía móvil, cuyo ratio de penetración global alcanzó el 61 por ciento en 2008. Esta tecnología superó a internet en cuanto a su rápido desarrollo e implantación.

Entre los servicios móviles con mayores oportunidades de crecimiento, los integrantes del FTF destacan los de localización, que mediante tecnologías como el GPS, permitirán a las empresas adaptar su oferta de productos y servicios en función de la ubicación del usuario, aparte de diferenciar al móvil frente a otras tecnologías.

También auguran un gran éxito a las redes sociales a través del teléfono móvil que, a su juicio, se convertirán en una herramienta extremadamente beneficiosa en el ámbito comercial. Entre ellas citan los casos de Loopt, Aka-Aki o Goloco, que incorporan sistemas de geolocalización a las redes sociales 'fijas'.

La posibilidad de efectuar operaciones financieras -M-banking- mediante un teléfono permitirá habilitar un canal bancario adicional que complementará a la red de sucursales y la banca por internet. Sus estimaciones apuntan a que se va a pasar de 2.700 millones de transacciones en 2007 a los 37.000 millones en 2011.

La gestión de viajes, mejora de la telemedicina o la creación de un nuevo canal directo e interactivo de acercamiento al consumidor a fin de enviarle publicidad concreta sobre los servicios que le rodeen en ese momento.

Integración de servicios

El futuro de la telefonía móvil estará caracterizado por un modelo "basado en el usuario" y que, además de establecer una comunicación 'persona a persona', lo hará entre máquinas -como en la actualidad realizan algunas compañías de seguridad privada-, según expuso hoy en Santiago uno de los expertos del foro FTF y director de estrategia de NEC Europa, Shahram Nir.

En una jornada organizada por BIC Galicia y la Fundación Empresa Universidad Gallega (Feuga), Nir señaló que el modelo de negocio móvil pasará de ser "vertical", con redes específicas y diferenciadas, a "multiservicio e integral en la misma tecnología", es decir, "modelo IP".

Por ello, las futuras redes, como aseguró, tendrán mayor capacidad de acceso para soportar un tráfico "masivo por momentos". En concreto, afirmó que deberá disponerse de una banda "ultra ancha" y una red "más plana e inteligente", cuyo mantenimiento en el medio plazo sea autónomo y reduzca su dependencia del factor humano.

Asimismo, defendió que las fronteras entre servicios cada vez serán "más borrosas" y que se avanzará hacia un sistema "más abierto e integrado, donde un operador de una red abrirá el acceso a cualquier contenido".

Entre los tres elementos fundamentales que deberán garantizar fabricantes y operadoras de telefonía, este experto citó la movilidad, la capacidad de transferencia de datos y un sistema de transmisión de paquetes IP.

"El sistema del futuro será una plataforma 100 por cien móvil, absolutamente utilizable por tecnología IP y gran capacidad de transferencia de datos", expuso, para añadir que, por ello, entre los muchos desafíos tecnológicos, figuran, por ejemplo, los medios para ampliar esa capacidad de transferencia.

Así manifestó que de la línea de cobre, "muy barata pero limitada", habrá que pasar a las de alto radio y precisó que, pese a la capacidad ilimitada de la fibra óptica su elevado coste está haciendo que los países europeos busquen opciones intermedias.