Crisis automovilística

Los fabricantes de coches ven insuficientes los 7.000 millones facilitados por el BEI

La Asociación de Constructores Europeos de Automóviles (Acea) considera insuficientes los 7.000 millones de euros puestos a disposición de la industria de automoción por el Banco Europeo de Inversiones, si bien la patronal considera que supone un reconocimiento a la importancia del sector en el Viejo Continente.

El BEI acordó hoy facilitar una nueva línea de crédito por importe de 3.000 millones de euros para financiar proyectos automovilísticos en Europa, relacionados en su mayor parte con inversiones "verdes". Con ello, la institución eleva a 7.000 millones los fondos disponibles para el sector en la primera mitad de 2009, y prevé mantener importes similares hasta 2012.

Acea reconoce que los créditos del BEI contribuirán al cumplimiento de requerimientos en materia medioambiental, pero "son insuficientes" para hacer frente a unas circunstancias económicas "extraordinarias", puesto que existe una necesidad inmediata de financiación.

"En este momento, los mercados financieros no están funcionando a pesar de los miles de millones de euros que los gobiernos han inyectado en las instituciones financieras", recalcó el secretario general de Acea, Ivan Hodac.

Según la patronal europea de fabricantes de vehículos, tanto la venta como la fabricación de automóviles depende casi por completo del crédito y la financiación, por la naturaleza de capital intensivo de la industria y el elevado precio de venta de sus productos.

Por último, Hodac recuerda que la industria del automóvil es "esencial" para la economía de la UE. Se trata de un sector que genera anualmente 550.000 millones de euros y que se ha visto "especial y duramente" afectado por la crisis crediticia, que ha provocado una caída de la demanda de vehículos sin precedentes.