Comunicado

Shell despide a 1.800 obreros de sus plantas en Nigeria

La multinacional petrolífera anglo-holandesa Shell anunció hoy que ha despedido a 1.800 trabajadores de sus plantas en Nigeria debido a la merma en la producción de crudo en el Delta del Níger por causa de los ataques de grupos rebeldes en esa región del sur del país.

En un comunicado que recogen los medios de prensa locales, la empresa indica que los obreros despedidos trabajaban en las plantas de la Corporación de Desarrollo de Shell Petróleo (SPDC) en Warri, Port Harcourt, Lagos y Abuja.

Según la compañía, los afectados por los despidos son 500 obreros de plantilla (empleados permanentemente) y 1.300 trabajadores temporales.

Esta es la segunda vez en el lapso de seis meses que Shell efectúa despidos en masa en Nigeria. En septiembre pasado la compañía despidió a 3.000 de sus trabajadores tras una oleada de ataques contra sus plataformas de extracción y plantas de refinado perpetrados por grupos armados, de los cuales el principal es el Movimiento para la Emancipación del Delta del Níger (MEND).

Secuestros y sabotajes

Secuestros de trabajadores extranjeros y sabotajes contra las instalaciones de las compañías petroleras son las tácticas empleadas por los rebeldes que actúan en la región y demandan una mayor parte de los beneficios derivados de la explotación del crudo en nombre de las poblaciones locales, que pese a la riqueza petrolífera del área siguen viviendo en la pobreza.

La producción de crudo de Shell ha disminuido drásticamente de los 1,15 millones de barriles por día, antes de que estallara el año pasado la crisis en el Delta, a 200.000 barriles diarios en la actualidad, lo que dificulta la continuidad de sus operaciones en Nigeria.

La multinacional anunció ayer, martes, que el pasado día 7 había suspendido por "fuerza mayor" los embarques de crudo de las terminales de exportación situadas en Forcados, en la región del Delta, y en Bonny, en el aledaño estado de Rivers, en el sudeste de Nigeria, tras un atentado contra uno de sus oleoductos.

Desde principios del 2008, Shell se ha visto obligada a suspender dos veces sus exportaciones de crudo desde Bonny debido a los sabotajes contra sus instalaciones.

Los ataques perpetrados en los últimos meses por el MEND y otros grupos contra las plantas de Shell y otras compañías petrolíferas han causado que la producción de crudo de Nigeria, que en 2007 era de unos 2,15 millones de barriles diarios, se haya reducido en la actualidad a 1,6 millones, según confirmó ayer el presidente nigeriano, Umaru Yar'Adua al presentar el presupuesto anual del país.